Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder silencioso

Pirlo, pieza capital en la Italia de Prandelli, dirige el cotarro con su cabeza y su pie

"Ha quedado claro cómo se gana el Mundial. Pues hay que jugar al fútbol, así que balón al suelo", resumió Andrea Pirlo tras la victoria de España en Sudáfrica. No se puede entender la renovación futbolística que acomete el técnico Cesare Prandelli sin su aportación, tan grande que nunca dejó de estar con la azzurra, ni en los tiempos más oscuros; tan dúctil, que supo reciclarse a mediocentro cuando nadie le encontraba espacio como mediapunta, la demarcación en la que soñó tener el recorrido de Roberto Baggio, su ídolo. "Tuve que aprender a correr", rememora.

Líder silencioso, Pirlo ha sabido ganarse el respeto de jugones y trotones, de los técnicos más dispares. No lo tuvo en el Inter, donde no se cobró confianza para responder a las expectativas, y encadenó banquillo y cesiones. Sí en el Milan, donde al poco de llegar le pidió a Carlo Ancelotti retrasar su posición para ampliar su panorama. Los escépticos dudaron sobre su capacidad para moverse entre el músculo de las medulares italianas. Desarrolló instinto para trabajar en la recuperación y pulió su talento a balón parado. Se asocia en corto y en largo. "Es un Zico que juega por delante de la defensa", dijo de él el entrenador brasileño Carlos Parreira.

Como regista alcanzó la cima en la fase decisiva del Mundial de Alemania. En semifinales dio un pase de gol a y en la final abrió el marcador en la decisiva tanda de penaltis. Pero dos años después, se perdió la eliminatoria de cuartos de final de la Eurocopa ante España por acumulación de amonestaciones. A Sudáfrica llegó lesionado y se marchó dolorido. "No hay nadie como él", sentenció Prandelli cuando asumió el cargo de seleccionador. A la cita de junio en Gdansk llegará Pirlo con 33 años recién cumplidos. Acaba de firmar por la Juventus y de renovar ilusiones con una selección que empieza a jugar a lo que él soñó, en la que Gattuso y Ambrosini dejan paso a Montolivo o Aquilani como nuevos socios del centrocampista bresciano.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.