El Cruyff de los Balcanes

Modric, talento del Tottenham, lidera a la selección croata desde el eje del campo

El día de su debut con la selección croata un aficionado se acercó a Luka Modric y le hizo un regalo muy especial, una camiseta naranja con el número 14, una réplica de la que vistió Johan Cruyff en el mundial alemán de 1974. Con ese dorsal a la espalda y su innegable parecido al genial holandés, Luka Modric acapara buena parte del talento croata, tierra de virtuosos centrocampistas como Prosinecki o Boban. No llega a la altura de ese talento, pero arribará a la Eurocopa en el punto más alto de su carrera futbolística, valorado en el Tottenham, pretendido por el Chelsea, donde trató sin éxito de forzar su salida el pasado verano. Ni 40 millones de euros le bastaron a Abrámovich para convencer al equipo de White Hart Lane.

Más información
Un histórico y dos repescados

Modric necesita sentirse importante para rendir y tanto en Londres como en Croacia su técnico Harry Redknapp y Slaven Bilic le han concedido galones. Joven promesa del balompié balcánico, ha sabido evolucionar desde la mediapunta a posiciones más retrasadas. Rápido en una selección de lenta cadencia, tiene más potencia de disparo y capacidad agonísitica de la que anuncia su endeblez física (no llega a los 70 kilos de peso y apenas supera el metro y setenta de altura). Nació en la costera Zadar, pero creció en el vivero del gran rival, el Dinamo de Zagreb, que ingresó 21 millones de euros por su traspaso a los Spurs tras la Eurocopa de 2008.

Daniel Levy, presidente del club londinense, fue claro con los dirigentes del club croata cuando se acercó a Zagreb a cerrar el traspaso. "Les doy tres millones de libras más de la mejor oferta que tengan por él". Hacía poco meses que había deslumbrado en una victoria en Wembley (2-3) con su selección. En la pasada Eurocopa se mostró, en ésta buscará su consagración y volver a ponerse en el escaparate con un objetivo inédito en la competición para su país: superar los cuartos de final.

Modric lanza un penalti con el Tottneham.
Modric lanza un penalti con el Tottneham.MIKE HEWITT (GETTY)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS