Mario Gómez se codea con Messi

Un hat-trick del delantero, que suma 19 goles esta temporada, descompone al Nápoles (3-2) y arrima al Bayern el pase para los octavos.- Inter y Manchester United, con paso firme

Los registros de Mario Gómez de esta temporada solo resisten parangón con los de Messi y Cristiano Ronaldo, finalizadores por excelencia. La Pulga contabiliza 21 dianas; CR, se queda en 14. Y Supermario, que donde pone el ojo pone la bola, que es el lazo definitivo para el juego colectivo del Bayern de Múnich, suma 19 redes en otros tantos encuentros. Le alcanza con su olfato, con su instinto, con su facilidad para anticiparse a las jugadas y sencillez para resolverlas. Feroz en el área, con sus movimientos descuenta rivales y se cobra posiciones de tiro como nadie. Al Nápoles (3-2) lo descuartizó en 42 minutos, con un estupendo hat-trick, solo replicado por Fernández con otras dos dianas. Insuficiente; el duelo tenía la firma de Mario, la catapulta del Bayern para estar a un paso de alcanzar los octavos de final.

Los tres goles de Mario Gómez ante el cuadro italiano resumen sus virtudes. En el primero, recibió de espaldas a la portería, en el balcón del área. Se giró, recortó para la izquierda y soltó un latigazo con la zurda -su pierna menos buena- para enviar el balón a la red. En el segundo tanto, atendió un centro de Müller -su compañero de fatigas, con quien se entiende de maravilla porque uno arrastra y el otro aprovecha los huecos- en el punto de penalti, y de volea, de primeras, a gol. Y en el tercero, tras una jugada de toque del equipo resuelta por Schweinsteiger, el rechazo cayó en sus botas y de ahí, de nuevo, a las mallas.

En total, 19 goles [12 en la Liga; cinco en la Champions; otro en la previa europea; y uno más en la Copa, además de otros dos que no se contabilizan con la selección] y una rúbrica solo comparable con la de Messi. Entre otras cosas, porque ambos son los pichichis europeos. Más guarismos, en cualquier caso, indican la regularidad y eficiencia del ariete ante las porterías rivales: además de sellar anoche el tanto 250 del Bayern en la Liga de Campeones, tiene el récord alemán de goleadores (17 dianas) del torneo y, como estadística más expresiva, cuenta con 59 goles en el año natural de 2011. Méritos, en cualquier caso, que no le valen para estar entre los 23 mejores del Balón de Oro.

Festejó la comilona del carpanta alemán el Manchester City, que derrumbó la poca resistencia del Villarreal (0-3) y que adelanta al Nápoles en el grupo. Ambos equipos se enfrentan en la próxima jornada en el estadio San Paolo, un duelo quizá definitivo en caso de victoria por parte del equipo de Mancini.

Clasificación Grupo A: Bayer Múnich, 10; Manchester City, 7; Nápoles, 5; y Villarreal, 0.

El alivio europeo del Inter

Jugar la Champions es para el Inter la mejor de las recetas, toda vez que su transitar en la Serie A es un descalabro, con el equipo solo un punto por encima de los puestos de descenso, el cuarto por la cola. Fue despedido Gasperini y tampoco parece dar con la tecla Ranieri, por más que haya conseguido abrochar el equipo, su sello personal.

Se impuso el Inter al Lille (2-1) con un gol de Samuel, que remató el cuero a la salida de un córner y celebró el tanto silenciando al público al tiempo que se besaba la mano, con otro tanto de Diego Milito, que culminó una jugada personal de Zanetti. Un triunfo que le arrima a la siguiente fase, después del empate entre el CSKA y el Trabzonspor (0-0). El Lille, sorpresa el curso pasado, que consiguió el doblete en Francia (Liga y Copa), necesita ganar los dos encuentros para no quedar descabalgado antes de tiempo.

Clasificación Grupo B: Inter, 9; CSKA Moscú, 5; Trabzonspor, 5; y Lille, 2.

Aprieta al Mufc y golazo de Rodrigo

Se destapó Rodrigo, el delantero formado en las categorías inferiores del Celta, curtido en La Fábrica del Madrid (lo puede recuperar por 12 millones), y fogueado en el Bolton. El delantero titular de la selección sub 20 española este verano en el Mundial -apeado el equipo en cuartos-, ahora aprovecha su oportunidad en el Benfica. Cuenta tres partidos como titular y otros tantos goles. Pero el realizado ante el Basilea fue de alto copete, tras recoger un balón a la altura del punto de penalti y engatillarlo a bote pronto, con el exterior del pie, disparo cruzado y a la mismísima escuadra. Su red, sin embargo, no sirvió para que el Benfica ganara y sellara el pase matemático a octavos. Empate ante el Basilea (1-1) y el Manchester United que el echa el lazo.

Sin demasiados apuros, el Mufc se impuso al Otelul Galati rumano (2-0) con un gol inicial de Valencia. Lo curioso del duelo fue que Rooney se desempeñó durante fases del partido como mediocentro, en lo que recordó otro experimento de hace unos años de Ferguson, cuando reconvirtió a Alan Smith de delantero a eje. Rooney tiene pie para el pase, pero se expresa mejor cerca del área rival, como demostró con el segundo gol de la noche.

Clasificación Grupo C: Manchester United, 8; Benfica, 8; Basilea, 6; y Otelul Galati, 0.

El Ajax no se rinde

Certificado el pase del Madrid a la siguiente fase tras superar al Lyon en Gerland (0-2) con el tino rematador de Cristiano Ronaldo, el Ajax ha presentó su candidatura para ser el segundo del grupo, toda vez que descolocó al Dinamo de Zagreb con una sonora goleada (4-0).

Las botas del joven Eriksen son un filón, una hoja de ruta para el equipo de Frank de Boer, que mezcla momentos de buen fútbol con otros de desconcierto y fragilidad defensiva total. Ante el Zagreb, sin embargo, rival atrincherado en su campo, circuló el cuero con vertiginosidad y definió de perlas, hasta el punto de que marcaron el lateral Van der Wiel, el extremo Sulejmani, el enganche De Jong y el ariete Lodeiro, todos para resolver jugadas colectivas. La pelea entre el Lyon y el Ajax se podría decidir en el próximo envite, cuando se baten ambos equipo en Gerland.

Clasificación Grupo C: Madrid, 12; Ajax, 7; Olympique Lyon, 4; y Dinamo Zagreb, 0.

El delantero Mario Gómez, a la hora de firmar su segunda diana ante el Nápoles.
El delantero Mario Gómez, a la hora de firmar su segunda diana ante el Nápoles.CHRISTOF STACHE (AFP)
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS