Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Obradoiro le faltó puntería y fondo de armario

Unicaja vence por siete puntos (71-78) en un partido que los locales disputaron hasta el final

Hasta los últimos dos minutos compitió Obradoiro en su caldera de Sar, por más que Unicaja aterrizase anoche con todo en Santiago. En el capítulo anterior, los malagueños habían perdido en la misma cancha por 17 puntos, así que esta vez no hubo concesiones. Con Freeland inmenso martilleando el aro desde cerca y desde lejos hasta sumar 20 puntos, y Gerald Ficht que tardó en despertar pero en la segunda parte sumó otros 15, el cinco andaluz aguó el estreno de la Liga Endesa en Santiago. Tras tutear a un equipazo durante 35 minutos, al final le faltó fondo de armario a los locales. Sobre todo abajo, donde Junyent no fue el de otras veces y Lasme apenas pudo jugar 19 minutos, lastrado otra día más por las faltas. Kendall, blando en defensa, contribuyó a cuentagotas y Hopkings no tuvo su día, así que Moncho hizo debutar al que faltaba, y Mario Cabanas, único gallego del plantel, pudo dedicar su primera canasta del campeonato.

Obradoiro, 71-Unicaja, 78

71 - Obradoiro (18+24+15+14): Milt Palacio (7), Deron Washington (11), Ebi Ere (10), Levon Kendall (12), Stephane Lasme (10) -quinteto titular-, Bernard Hopkins (2), Andrés Rodríguez (3), Mario Cabanas (2),

Oriol Junyent (6), Richard Nguema (2) y Alberto Corbacho (6).

78 - Unicaja (15+29+21+13): Gerald Fitch (15), Earl Rowland (2), Tremmell Darden (10), Jorge Garbajosa (12), Luka Zoric (10) -quinteto titular-, Berni Rodríguez (-), Kritaps Valters (3), Joel Freeland (20), Nedzad Sinanovic (6) y Saúl Blanco (-).

Árbitros: Juan Carlos Mitjana, Francisco José Araña y Antonio Sacristán. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la fase regular de la ACB disputado en el pabellón Fontes do Sar ante 5.500 espectadores. EFE

La cuenta aún habría salido si Corbacho y Ere firmasen desde el perímetro porcentajes de otras noches, pero el empecinamiento de ambos que intentaron 16 triples de los que solo entraron cuatro, no fue solución. Tanta confianza tiene el Obra en sus tiros lejanos, que cuando faltaban tres minutos y pico para acabar y estaba a seis puntos de Unicaja, decidió culminar un contrataaque desde la línea de 6,75. Falló Corbacho por una vez y el público que volvió a acompañar cada ataque y a sufrir en defensa con el equipo casi despidió el partido, que entró en una fase de imprecisiones, como si nadie quisiera anotar.

De lo visto anoche, la buena noticia es Washington que va cogiendo trazas de jugador ACB y más centrado que otras veces anotó 11 puntos. Renqueante Andrés, Palacio empieza a firmar buenos minutos desde el puesto de base y a hacer del equipo un coro. El nuevo Obradoiro depende menos de un único hombre que en las dos anteriores campañas, mantiene a la afición hambrienta de baloncesto, que ayuda en todo lo que el equipo precisa, y mira a la cara a los grandes. Dicho todo lo anterior, "va a costar un huevo y la yema del otro mantenerse". La cita es de Moncho Fernández, buen conocedor del equipo y la categoría.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.