Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
PEPE REINA | Portero del Liverpool y de la Selección Española

"Nunca existió el 'Spanish Liverpool"

El guardameta, que hoy publica su biografía en Inglaterra, considera que los jugadores españoles dotan a la 'Premier' de un punto de calidad extra

Hoy sale a la venta en Inglaterra la autobiografía de Pepe Reina, portero del Liverpool los últimos siete años y ya un clásico en la Premier League. En el libro el guardameta explica, según dice "todo... todo", y da un repaso a su vida deportiva: habla de Benítez, Xabi Alonso, Carragher, Gerrard, Torres... y de los buenos y malos momentos vividos en su carrera.

Pregunta. ¿Recuerda el día que llegó a Liverpool?

Respuesta. Claro. Fue un día gris y oscuro... ¡como todos! (ríe). Fui en avión a Manchester y me vino a buscar Norman, un chico que trabajaba en el club. Llegué con el cosquilleo típico que genera afrontar la novedad, ganas de aprender rápido, de hablar inglés para comunicarme y de saber qué se siente jugando en Anfield... Han pasado ya siete años.

P. ¿Y cómo es jugar en Anfield?

R. Debuté en la previa de la Champions contra el TNS, un equipo galés. Pero he tenido la suerte de jugar 150 partidos más. Aunque el primero es especial, es para siempre.

P. ¿Qué campo, al margen de Anfield, le gusta más en Inglaterra?

R. Aunque no se nos ha dado muy bien últimamente, me gusta jugar en el del Tottenham porque huele a futbol, la gente está muy encima... Y también me gustan Goodison Park (Everton) y Villa Park (Aston Villa).

P. ¿Su mejor partido?

R. No sé, es difícil quedarse con uno. Es casi tan difícil como quedarse con uno malo: ¡llevo tantos! (se ríe con ganas).

P. En siete años, ¿Cómo le ha cambiado la vida? ¿Está ahora en su madurez deportiva?

R. La edad deportiva para un portero dice que sí. Pero creo que en esto siempre has de mejorar y aprender. ¡Pero no me ha cambiado la vida! Tengo tres hijos y es diferente, pero el futbol sigue igual, mi vida está mucho más asentada allí, tengo amigos de allí, me siento mucho más querido que cuando llegue, lógicamente, me siento protegido y valorado por los hinchas...

P. ¿Ha pensado en irse de Liverpool?

R. Pensar, lo he pensado, un par de veces o tres. Pero ahí sigo porque no me he querido ir. Es muy difícil irse de Liverpool. Cuando hubo el cambio de dueños todos tuvimos dudas, la situación era caótica y tuve la oportunidad, pero yo no me quise ir nunca. Y no te puedo contar más porque eso hoy sale a la venta mi libro. Se titula My biography. Lo ha escrito un chico de Liverpool, Tony Barret.

P. ¿Qué cuenta en el libro?

R. Pues hablo de todo. Es el repaso a una etapa de mi vida que me apetecía contarla. Y todo lo que cuento es verdad. Se van a reír y me van a conocer mejor. Le atizo algún viaje a Carragher (y también mucho cariño), hablo de anécdotas, de Xabi Alonso... Y lo cuento todo, todo. Bueno, no todo.

P. ¿Habla de Torres? ¿Cómo le ve?

R. Sí claro. Le veo bien, muy bien, mucho mejor. Está volviendo a su nivel. El lenguaje corporal, la manera de verle físicamente ha mejorado y está en el camino de volver a marcar muchos goles, está jugando mucho mejor... le va a venir bien Mata a su lado. Torres es muy testarudo y sabe lo que quiere. La prueba está en la recuperación que hizo para llegar al Mundial.

P. ¿Le ha perdonado por abandonarle en Liverpool?

R. Perdimos un gran jugador y perdí a un compañero muy especial. El amigo no, porque eso lo voy a tener siempre. Era una oportunidad para él o así lo creyó...

P. No pasa el Liverpool por el momento más dulce de los últimos años...

R. Las épocas de transiciones son difíciles, en especial de aceptar. Pero tenemos que volver arriba, que es donde el Liverpool se merece estar. Ahora, el Chelsea y los equipos de Manchester nos llevan ventaja. El City ha hecho una plantilla que no es muy normal... Pero no siempre gana el dinero. Hay cosas que el dinero no puede comprar, como la historia. Puede comprar títulos, no siempre, pero la historia nunca. Por eso el Liverpool siempre va a ser mucho más grande que todos esos equipos. Pero el equipazo lo tienen eso es evidente y ¡a ver quién les gana!

P. ¿Lo de Dalglish es proyecto de entrenador o de club?

R. El entrenador es la cara que personifica el proyecto. Pero Dalglish es un hombre de club, es puro Liverpool. Ha sido el mejor jugador de la historia, es un hombre al que Anfield idolatra. Los dueños del club no fueron tontos. En un momento como el que atraviesa el Liverpool, de transición, se necesita mucha paciencia y respeto al entrenador y eso con Dalglish está garantizado. Tiene el beneplácito y el apoyo de la afición, el da un extra de paciencia.

P. ¿Es muy diferente a los técnicos que había conocido?

R. Es un hombre que tiene unos principios básicos de tratar bien el balón, ser listo y no complicarte mucho la vida, nada más. El mister sabe lo que un vestuario piensa y necesita en todo momento.

P. ¿Qué queda del Spanish Liverpool?

R. Nunca fue un Spanish Liverpool. Hubo una época con jugadores y un técnico y hasta un acento determinado, pero el Liverpool ha sido el Liverpool por encima de todo. Eso es lo que ha sido, lo que es y lo que será siempre.

P. ¿Es más que un club, un sentimiento?

R. ¿Eso es el Barça, no? Es un club especial. Llevo siete temporadas y no es un tópico: me siento un privilegiado por defender esa camiseta, que llevaré puesta siempre.

P. ¿Qué le han dado los futbolistas españoles a la Premier League?

R. Un punto de calidad. No es lo mismo Mata que Barry, por ejemplo. Mata y Silva acaban de llegar pero son tan diferentes a lo que ahí allí que ya la están liando. Ese tipo de futbolista es lo que le da el punto, es lo que necesita el campeonato para ser tan espectacular.

P. Ustedes han fichado a Adam, un futbolista que mañana estará en el Rico Pérez.

R. Es un jugador que tiene muy buena técnica de golpeo. Sobre todo en diagonal, en largo y corto es efectivo, y a balón parado es peligroso. Mañana hay tener cuidado con eso.

P. En el partido de Glasgow se la lió a España en la segunda parte.

R. Sí, sí... No tenemos un equipo especialmente físico alto y peligroso, y es un detalle que hay que tener en cuenta, intentar apretarles arriba. Escocia tiene buenos jugadores: McGregor, que está jugando muy bien y sonaba que podía aterrizar en Inglaterra esta temporada pero al final se ha quedado. Tienen a Miller, el referente arriba, que tiene gol, carácter, pelea cada balón.

P. Y tienen a Fletcher, que se parece a Busquets.

P. Es su jugador más importante, por donde juega, por cómo juega... Para mí, Busquets es mejor, pero es comparable. Incluso físicamente se parecen por la manera de correr.

P. ¿Tiene buen equipo Escocia?

R. Para nada, tiene jugadores de nivel. Pero es lo que pasa con Gales, por ejemplo, que tiene muchos jugadores en la Premier, pero que no acaban de dar el salto como selección. Tu miras la lista de jugadores de Escocia y tiene muy buenos jugadores, pero no sé por qué le cuesta tanto funcionar como equipo.

P. ¿Juega en lugar de Casillas?

R. No sé.

P. ¿Es una desgracia haber coincidido en el tiempo con Casillas?

R. No, eso es un privilegio. Yo he tenido la gran suerte de trabajar a su lado durante seis años. Es un portero genial y un gran compañero, en ambas cosas le avala su trayectoria. Cuando te metes a portero ya sabes lo que hay. Juega uno, no hay más. He venido creo que más de 100 veces a la selección y he jugado 25 partidos. Pero eso, para mí, ya es un privilegio.

P. Hay quien cree que usted viene a la selección porque cuenta chistes y es simpático.

R. Es muy respetable. Prefiero que me llamen por ser simpático que por ser antipático. Aunque eso me parece injusto, pero bueno. Yo lo tengo muy claro y sé que no juegas más de 500 partidos a primer nivel por ser muy simpático. Mi trayectoria está ahí. Si soy internacional y portero del Liverpool durante siete años es porque me lo he ganado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.