Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irlanda sorprende a Australia

El 'XV del Trébol' derrota (6-15) a una de las máximas favoritas gracias a su delantera y el acierto de O'Gara.- Argentina y Sudáfrica se imponen con rotundidad a Rumanía y Fiji

Los irlandeses parecían tener mucha prisa por empezar su partido contra Australia y antes de que acabara su himno ya rompieron la formación y se colocaron en el campo, esperando a su rival. Los oceánicos partían como favoritos, pero los europeos, espoleados por una delantera que marcó el ritmo del partido y la seguridad en el pie de Ronan O'Gara, dieron la sorpresa con la victoria (6-15).

Desde el principio, los dos equipos se enzarzaron en una lucha en el centro del campo en la que las delanteras, sobre todo la del XV del Trébol, marcaban los tiempos. Los de verde recibían órdenes constantes de su capitán, Brian O'Driscoll, incluso cuando se iba del campo para ser atendido por una brecha. Enfrente, a medida que pasaban los minutos y el partido se enquistaba, las caras de los Wallabies eran cada vez más serias. La lucha beneficiaba a Irlanda porque con ella anulaba la principal arma australiana, su pareja de medios formada por Will Ginea y Quade Cooper. De hecho, cuando conectaron los australianos, se quedaron a pocos metros del ensayo y solo los errores en el pase dieron al traste con las jugadas.

El partido se decidiría por un detalle o por el pie. Durante buena parte del partido, el australiano O'Connor y el irlandés Sexton acumularon fallos en sus tiros a palos -dos el Wallabie y tres el de verde- impidiendo que ninguno de los dos equipos se despegara en el marcador. La diferencia la acabó marcando un drop de Sexton y la entrada en el campo de O'Gara. El veterano apertura entró en el minuto 50 por el lesionado D'Arcy y empezó a mover a los tres cuartos, y, sobre todo, estuvo perfecto con el pie. Sus dos golpes de castigo anotados dejaron a Australia a nueve puntos, más de un ensayo convertido.

Al final, a falta de dos minutos, y con los australianos a un metro de la línea de marca irlandesa, otros dos fallos de pase de los australianos estuvieron a punto de costarles un ensayo en contra. No pudo ser, pero la victoria de Irlanda ya era segura y certificó la primera sorpresa del Mundial.

Sudáfrica despeja las dudas

En los otros dos partidos del día, tanto Sudáfrica como Argentina no tuvieron problemas para vencer a Fiji y Rumanía respectivamente. Especialmente llamativa fue la victoria de los Springboks sobre los fijianos, a los que endosaron un contundente 49-3.

Tras un primer partido contra Gales en el que los despertaron muchas dudas, demostraron que nunca se les puede dar por muertos. Los fijianos tuvieron el control del juego en los primeros 10 minutos, hasta que Morne Stein anotó una patada desde casi 60 metros. Fue la mecha que hizo explotar a los sudafricanos que a partir de ese momento consiguieron sumar seis ensayos que complementó su pateador con un buen partido con el pie, algo que se está convirtiendo en una novedad en lo que va de torneo.

Por su parte, los Pumas no tuvieron compasión de los rumanos y les han endosado un amplio 43-8. Los argentinos, que ya demostraron contra Inglaterra en el primer partido del Mundial que pueden volver a llegar lejos en el campeonato, hicieron los deberes en la primera parte, donde ya sumaron los cuatro ensayos que les daban el punto extra. Ese punto puede resultar decisivo en su lucha por un puesto en cuartos con Inglaterra y Escocia, la que más incógnitas ha levantado tras dos partidos disputados. Los del XV del Cardo ha sufrido mucho para ganar sus dos encuentros que pese a medirse con las dos selecciones más flojas del grupo, la propia Rumanía y Georgia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.