Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Freire abandona la Vuelta

La baja del ciclista del Rabobank, con problemas de respiración, se une a la de Tyler Farrar, que se cayó ayer en el 'sprint'

La Vuelta a España de este año no es la de los sprinters. Tras la retirada de Mark Cavendish en la cuarta etapa, considerado el mejor velocista del momento, y de su compañero Matthew Goss, hoy les ha llegado el turno al español Óscar Freire, del Rabobank, y a Tyler Farrar, del Garmin. Freire no se había caído ayer y, de hecho, terminó tercero en la etapa, pero no han sido unos días fáciles para él pues llevaba arrastrando un catarro desde el inicio de la ronda. Anoche tuvo problemas de respiración y en los primeros puertos de hoy ha sentido dolor en el pecho. Con el Mundial en el horizonte -empieza dos semanas después de acabar la ronda española en Dinamarca- y con varias etapas muy duras antes de poder volver a disputar un sprint, el cántabro ha preferido marcharse. Freire no gana una etapa en la Vuelta desde hace tres años.

Distinto es el caso de Farrar, vencedor este año de una etapa en el Tour y de dos en la Vuelta del año pasado, que fue uno de los que se fue al suelo ayer en pleno sprint final provocando una montonera en la que se vio involucrado buen parte del pelotón. Farrar permaneció un buen rato tendido sobre el asfalto y tuvo que ser trasladado al hospital en una ambulancia con una aparatosa herida en la cara y erosiones y contusiones múltiples en el cuerpo. Esta noche, además, tuvo muchas molestias. El suizo Fabian Cancellara, además, ha dado muestras de dolor en las primeras pedaladas de la etapa de hoy.

Tanto Farrar como Freire se despiden de la Vuelta sin haber podido llevarse una etapa. En la primera semana de competición, solo ha habido dos sprints, el accidentado de ayer y el de la segunda etapa, que ganó Sutton. Ahora, además, vienen varias jornadas en las que los velocistas no tendrán posibilidades de lucimiento: la de hoy, con cuatro puertos de montaña, la de mañana, con la subida a La Covatilla, y la del lunes, que es la contrarreloj de Salamanca. Ante tal panorama, Farrar, tan magullado, ha preferido no sufrir sin tener la convicción de una victoria cercana.

Con los abandonos de Freire, Farrar, Cavendish y Goss, las llegadas al sprint pierden glamour. Aún quedan, sin embargo, algunos corredores que seguirán intentando ser los más veloces en cuanto tengan la más mínima oportunidad. Es el caso de Alessandro Petacchi (Lampre), Tom Boonen (Quikstep) o Peter Sagan (Liquigas).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.