Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Daba miedo cómo bajaban"

El español Lastras, segundo en la etapa de hoy, admite que el equipo de Nibali, el Liquigas, creó el vacío con una estrategia muy arriesgada

Hubo dos ganadores hoy en Córdoba. Uno fue el eslovaco Peter Sagan (Liquigas), que se llevó la etapa y la primera victoria de su carrera en una vuelta grande. El otro fue Vincenzo Nibali, líder del equipo de Sagan, que, gracias a la estrategia desplegada por sus compañeros, consiguió 17 segundos de ventaja respecto a los demás favoritos, Purito Rodríguez (Katusha) y el italiano Michele Scarponi (Lampre). Se escaparon en la bajada del puerto de San Jerónimo, con un atrevimiento que Pablo Lastras (Movistar), segundo y el único de los otros equipos que se quedó a ruedas, ha comentado así: "Daba miedo cómo bajaban".

"Para mí, el objetivo principal era ganar la etapa con Sagan, ya que nos faltaba un triunfo", ha comentado Nibali. "Cuando atacamos y vimos que se abrían diferencias, decidimos ir a tope hasta el final. La jugada ha salido bien y he conseguido una buena diferencia", ha asegurado el jefe de filas del Liquigas. La escapada le salió redonda, pero podía serlo aún más si en el sprint final, con Lastras de por medio, su compañero Valerio Agnoli le hubiese cedido la tercera posición, que habría significado ocho segundos de bonificación. "Estoy un poco decepcionado, pero Agnoli es mi amigo y lo principal era que no se nos escapara la victoria entre los compañeros de equipo", ha zanjado Nibali.

Triunfo que llegó para Sagan. "Estoy muy contento. Me encontraba bien y tenía buenas piernas. Hemos dicho que había que tirar a tope y eso hemos hecho", ha dicho el eslovaco. La presencia de Lastras impidió que el final fuera un paseo triunfal de Liquigas y que decidieran entre ellos el orden de llegada. El español se puso en pos de ellos pese al ritmo endiablado que marcaron. "En bicicleta tengo poco miedo, pero hoy lo he pasado, porque ha sido increíble cómo han bajado los del Liquigas", ha admitido Lastras.

Quienes no consiguieron seguir el grupo de Nibali fueron los de Katusha. Dani Moreno, escudero de Purito en su victoria de ayer en Valdepeñas, ha explicado así porqué su equipo no consiguió seguir el grupo del Liquigas: "Una moto nos ha molestado en el descenso y ellos lo aprovecharon, se pusieron al rebufo y en la bajada se escaparon. Se han ido sin problemas y ha sido imposible alcanzarlos".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.