España se queda a un paso

El conjunto de Alberto Suárez pierde en la final ante Dinamarca (22-24) tras irse al descanso con una ventaja de cuatro goles

España se quedó muy cerca de proclamarse campeona del Mundo de balonmano juvenil, pero perdió (22-24) ante Dinamarca en una final que tuvo muy a favor. En el descanso, de hecho, los de Alberto Suárez ganaban 17-13. La selección española dilapidó en el segundo tiempo, sin embargo, el buen trabajo desarrollado en el primero y los daneses, que ya habían sido campeones mundiales de la categoría en 2007, remontaron para salir triunfadores en un emocionante e igualado final.

Los nórdicos mandaron al principio, pero tras el 5-5, el encuentro fue de neto color español hasta el intermedio, al que se llegó con una ventaja importante, aunque, como quedó demostrado, no decisiva. Dinamarca salió de los vestuarios lanzada a por la remontada y rápidamente igualó ante una selección española atascada en ataque.

ESPAÑA, 22 - DINAMARCA, 24

22 - España (17+5): Donderis, Plaza (4), Costoya (4), Alex Dujshebaev (2), Arino (3), Reixach (1), Sáez (2), Fernández (2), Cacheda (1), Sole (3), Barbero, Rohaly y Barbero.

24 - Dinamarca (13+11): Fries, Pedersen (3), Ellebaek, Larsen (5), Rokkjaer (1), Thiel, Lenthe, Baagoe (7), Sorensen (1), Bach, Christensen (1), Mlousing Nielsen (1), Kisum (2), Sommer (2p) y Antonsen (1).

Árbitros: Jonas Eliasson (ISL) e Ingvar Gudjonsson (ISL). Excluyeron por dos minutos a Ellebaek y Antonsen

Incidencias: Final del Mundial de balonmano juvenil disputada en el pabellón Malvinas Argentinas ante 4.500 espectadores.

No obstante, España volvió a situarse con dos tantos de ventaja merced a las dianas de Arino y Costoya, pero tampoco le valió, porque los daneses mantuvieron la fortaleza para no perder sus opciones y aprovechar sus oportunidades en los últimos compases. Aunque Sole firmó el 22-21 con casi cuatro minutos por delante, Martin Larsen estableció la igualada a falta de tres y, cuando el choque se encaminaba al final, Sommer, de penalti, y Bagoe, este en los segundos postreros, sellaron el triunfo danés ante una España que lo tuvo en su mano pero que no pudo en el segundo periodo, en el que tan solo consiguió cinco tantos.

La selección se queda, así, a un paso de una victoria sin precedentes en el balonmano juvenil español. Los de Suárez habían superado a Suecia en semifinales (24-23) y a Alemania en cuartos de final (25-22).

Los jugadores de la selección española celebran su pase a la final.
Los jugadores de la selección española celebran su pase a la final.EP

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50