Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Todavía podemos llevarnos el título"

Los futbolistas del Madrid son optimistas y Karanka, que habló en lugar de Mourinho, insinúa que los árbitros siguen beneficiando al Barça

Empatar 2-2 en el Santiago Bernabéu ante un Barcelona improvisado que apenas ha hecho una preparación física adecuada para competir habría sido, en otras circunstancias, motivo de frustración en el vestuario del Madrid. No fue el caso ayer. Los tiempos han cambiado en Chamartín. El público se marchó a casa envuelto en el silencio que acompaña a los resignados. Los jugadores, en cambio, se aferraron a un par de ideas ilusionantes. Tal vez animados por el técnico, José Mourinho, a seguir creyendo en sus posibilidades, los futbolistas destacaron dos verdades irrebatibles: el Madrid mejoró respecto a la temporada pasada y tuvo más ocasiones que el Barça para ganar el partido. Por ese camino, concluyeron, es posible levantar la Supercopa en el Camp Nou, donde el miércoles se disputará el encuentro de vuelta.

Mourinho no acudió a celebrar su conferencia de prensa habitual para ejercer de primer portavoz del madridismo, que es una de sus prerrogativas este año. En su lugar se presentó Aitor Karanka, que, a diferencia de los jugadores, repescó la teoría de la conspiración arbitral para explicar el 2-2.

El ayudante del primer entrenador expresó su descontento con los árbitros, temática frecuente a lo largo de los enfrentamientos con el Barcelona en la temporada pasada. Lo hizo de un modo sibilino para evitar sanciones por parte de las instituciones que regulan la competición: "Con Mourinho y los jugadores hemos hablado sin más que el equipo ha mejorado. Pero hay cosas que no cambian. Así que seguiremos trabajando en lo nuestro".

¿Qué es lo que no ha cambiado? ¿Podría explicarse? ¿Se refiere al trato desigual que recibe el Madrid en relación al Barça, por parte de los árbitros? "Ya he dicho que hay cosas que no han cambiado", dijo Karanka; "y no lo volveré a repetir". Preguntado por la inesperada ausencia del máximo responsable deportivo del club, Karanka dijo: "Es una dinámica que ya la usamos el año pasado. Este año en pretemporada también salí yo. Como siempre, es una dinámica de trabajo".

"Hombre, está claro que el equipo ha demostrado el nivel de la pretemporada", comentó el entrenador. "Estamos muy contentos. Hemos visto una secuencia de lo que se ha venido trabajando todo el mes, con un planteamiento táctico que habíamos ensayado en los amistosos de estas semanas. Cuando se hace todo lo posible y no ganas el sabor es agridulce. Pero el equipo está mejor que el año pasado y con esa sensación nos quedamos".

Casillas, el capitán, resumió el discurso optimista con más precisión que nadie en la plantilla: "Me quedo con el buen juego que hemos hecho. Hemos jugado muy bien. Hemos manejado la pelota. Es lo que quiere el equipo, poco a poco coger ritmo de competición y creo que lo hemos conseguido. Hemos hecho más ocasiones de gol y nos hemos merecido más en la primera mitad, pero te encuentras con un gol cuando ellos apenas habían tenido ocasiones y antes del descanso te meten otro en una jugada desgraciada nuestra".

"Como dice el míster", concluyó el portero; "la Supercopa es un trofeo menor, pero es el más importante de la pretemporada. Vamos a Barcelona con la idea de poder conquistarlo y no lo damos por perdido".

A la luz del juego exhibido, Xabi Alonso no pierde la fe de dar el zarpazo: "Solo quedan tres días para la vuelta, intentaremos sacar otro resultado mejor para llevarnos el título. Me da igual quién sea el favorito, lo que importa es ganar. Sabemos cómo hay que jugar. No es el más importante de la temporada, pero es un título. Nos hemos quedado con la sensación de que el resultado en el descanso podía haber sido mejor, pero las sensaciones al final son positivas".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.