Pamarot, toda una montaña rusa

El nuevo central del Granada comenzó su carrera de forma espectacular (Niza), pero luego nunca se ha asentado como titular en un equipo

Noé Pamarot (Francia; 1979) es un central fuerte y rápido, un tanto irregular a lo largo de su carrera. Si bien sus inicios en Francia fueron prometedores, en su segunda etapa como jugador del Niza (2000-2004), disfrutó de muchas oportunidades como titular, pero no acabó de cuajar en el equipo. Allá por donde ha ido, le ha costado hacerse un hueco en el once. En Inglaterra, donde jugó en el Tottenham y en el Portsmouth, se convirtió en un comodín de los entrenadores, el llamado tercer central. Por eso se fue del Pompy en 2009, para ser importante en el Hércules, su primer destino en España. Un destino, en Segunda División, que se antojaba fácil para un jugador que llegaba a su tercera liga en Europa.

Su humildad, dicen sus compañeros, le hizo asumir un papel secundario cuando llegó a Alicante. Dijo que estaba físicamente un escalón por debajo del resto, pero no se esperaba haber disputado tan solo siete partidos en toda la temporada, que el equipo ascendió a Primera. Por ello realizó un plan específico el verano pasado que le quitó un peso de encima: cinco kilos se fueron al limbo. "Está mucho más delgado, más rápido y fuerte", dijo Esteban Vigo, entrenador del Hércules. Eso significó su regreso a la élite. Pasó a ser titular indiscutible y jugó todos los partidos hasta la llegada de Djukic, sustituto del Boquerón en el banquillo herculino falta de nueve jornadas para que acabase la Liga. En ese momento, en los partidos cruciales de la temporada, cuando conjunto alicantino se jugaba perder la categoría, volvió a la sombra, a la oscuridad de ser suplente. Pero no fue así. Con el descenso certificado, volvió a la titularidad.

Ahora ha fichado por el Granada. Tiene 32 años y esa experiencia es el valor que le ha hecho firmar por el club andaluz, tener una nueva oportunidad. "Acabamos de subir a Primera y necesitamos la experiencia que nos puede dar Pamarot, un central fuerte, rápido y listo, que va a hacer crecer a este grupo", dice Juan Carlos Cordero, director técnico del Granada. Un atisbo sobre la estabilidad que este futbolista francés puede conseguir en su tercera temporada en España, pero que lleva buscando en el terreno de juego toda su carrera.

Pamarot posa durante su presentación con el Granada.
Pamarot posa durante su presentación con el Granada.JORGE GUERRERO (AFP)
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS