Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vettel cuadra el círculo para Red Bull

El piloto alemán logra su octava pole de la temporada y permite a su escudería mantener el dominio absoluto en las clasificaciones - Fernando Alonso concluye quinto

El dominio de Red Bull en las clasificaciones del Mundial de F-1 es apabullante. En las 11 que se han disputado esta temporada, la marca de las bebidas energéticas las ha ganado todas. No hay rival que se le resista. Por muy bien que funcionen los Ferrari o los McLaren en las tandas de entrenamientos libres, siempre surge algún efecto inesperado por parte del mago de la ingeniería, Adrian Newey, que convierte en una misión imposible el logro de salir el primero para los demás pilotos. Sebastian Vettel fue también el más rápido en el GP de Hungría y se apuntó su octava pole position de la temporada. Este año solo ha sido batido en este apartado por su compañero de equipo Mark Webber, que esta vez quedó relegado a la sexta posición.

Vettel compartirá la primera línea con el británico Lewis Hamilton que volvió a sacar partido del potencial de un McLaren que ha evolucionado de forma espectacular en las últimas carreras. La quinta posición será para el español Fernando Alonso, cuyo Ferrari se quedó a medio segundo de Vettel y a cuatro décimas de Hamilton. Un resultado muy corto para un Alonso que lo intentó hasta el último segundo, utilizando incluso otro juego de neumáticos superblandos para apurar un intento desesperado que no le permitió mejorar su situación.

Alonso saldrá, quinto, desde la parte buena, la limpia, tras los dos McLaren y Massa, lo que constituye un serio peligro. No puede cometer ningún error, ni arriesgar en exceso porque se expone a perderlo todo de entrada. Hamilton arriesgará a fondo, tal como es habitual en él y, en su intento por sobrevolar a Vettel, puede arrollar a quien se le ponga por medio. "Lo más importante", señaló Alonso, "es que en carrera creo que estamos al nivel de los mejores. Veremos qué ocurre en la salida, pero creo que tenemos opciones de estar en el podio", declaró el español.

En la clasificación y en todas las tandas de entrenamientos libres, Ferrari se mostró tan fuerte al menos como McLaren y Red Bull. El título no parece al alcance de nadie más que de Vettel, pero Alonso y Hamilton parece que están en condiciones de complicarle las cosas en las carreras que quedan hasta la conclusión del campeonato. Y esa evolución de las dos escuderías más históricas de la F-1 es la mejor noticia para animar un Mundial que podría haber perdido todo el interés.

Jaime Alguersuari consiguió superar la Q1, pero se encalló en la Q2, obsesionado por conservar un juego más de neumáticos nuevos y sabedor de que las posibilidades de entrar en la última tanda eran nulas. Para el piloto barcelonés, ya fue un éxito salvar la primera criba y más aún, al comprobar que su compañero de equipo, Sebastian Buemi no lo consiguió. Buemi perderá, además, cinco posiciones en la parrilla por la sanción que recibió en el GP de Alemania donde colisionó con Heidfeld, así que saldrá desde la penúltima posición. "Creo que tenemos opciones de ganar muchas posiciones en la carrera, porque intentaremos ir a solo dos paradas y hay equipos que incluso pueden ir a cuatro. Estoy contento, creo que he ido al límite", señaló Alguersuari.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.