Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Llevo 20 años trabajando para ganar el Tour"

Cadel Evans, emocionado, asegura que la "sangre fría" ha sido la clave de su éxito en la ronda francesa

Lo había avisado su padre: "Cadel no parará hasta ganar el Tour". Ha estado tres semanas advirtiéndolo Alberto Contador: "El máximo favorito es Evans". Y hoy los avisos y las advertencias se han hecho realidad: Cadel Evans es el virtual ganador de la grande boucle a falta del paseo por los Campos Elíseos de mañana. "Se lo merece porque ha hecho una gran carrera" le ha elogiado hoy en Grenoble Contador, su predecesor; "su manera de correr no es espectacular, pero ha demostrado estar muy fuerte". Tanto, que ha ganado.

El veterano australiano de 34 años se emocionó en la meta antes de subir al podio a por su nuevo maillot amarillo. "No me lo creo, llevo tanto tiempo concentrado en ganar", ha asegurado con los ojos vidriosos; "hace 20 años que vi el Tour por primera vez en televisión. Ese día empecé a trabajar para lograrlo". El primer australiano en ganar una gran vuelta ciclista describió cuál fue la clave del éxito: la templanza. "Con el problema mecánico de ayer en el Telegraphe y con Andy Schleck y Alberto Contador delante, tuve miedo. Pero mantuve la sangre fría", confesó. Antes de irse, se acordó Aldo Sassi, su entrenador, que falleció el diciembre pasado: "Corro por el ciclismo, pero también por todo los que han creído en mí, empezando por Aldo".

Por su parte, sus principales rivales y grandes perdedores de la contrarreloj de hoy, los hermanos Schelck, no se dan por vencidos. "Evans ha hecho la contrarreloj de su vida. Estoy decepcionado porque quería ganar el Tour", ha dicho Andy, que ya acumula tres segundos puestos en la ronda francesa; "pero no tengo más que 26 años y volveré para ganar". Mientras, su hermano Frank, que con su tercer puesto consigue su mejor clasificación en un Tour de Francia, se ha mostrado más conformista: "No hay tristeza. Siempre hemos dicho que queríamos llegar a París sin nada que reprocharnos, el puesto importa poco". Ambos hermanos felicitaron al campeón a través de Twitter y reconocieron que ha sido justo vencedor.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.