En ningún sitio como en España

Tras dos años difíciles en Italia, el joven Jaime Romero vuelve a la Liga dispuesto a explotar en el Granada

Con los buenos resultados que le está dando al Granada su relación con el Udinese, cuyos préstamos de jugadores han sido fundamentales para que en dos años pasara de jugar en la Segunda División B a militar en Primera, no es extraño que el equipo andaluz insista en pescar talentos en el club italiano. El último en llegar cedido ha sido Jaime Romero (Albacete; 1990), un talento precoz al que Quique Pina y Juan Carlos Cordero, actuales presidente y director deportivo del Granada, ficharon para el Udinese en 2008, después de su fulgurante irrupción en el primer equipo del Albacete.

"Me impresionó su descaro con solo 18 años", explica Cordero, que destaca la "rapidez, potencia y golpeo con la zurda" de un jugador que se puede desempeñar por las dos bandas y como media punta. "Hacía las cosas con una naturalidad tremenda", continúa el directivo, "tomaba decisiones, encaraba, lanzaba faltas y córners, todo siendo debutante y el más joven". Aquel año, hizo la pretemporada con el primer equipo y se acabó quedando. "Esperaba entrenar con los mayores y jugar con el filial, pero seguí jugando, me fue bien y apareció el Udinese", recuerda Romero, por el que los blanquinegros pagaron 1'8 millones; "en seis meses pasé del juvenil del Albacete a fichar por un Primera italiano".

El cambio no fue nada fácil. "Me fui solo", cuenta, "no hablaba el idioma, era muy joven, el fútbol era muy diferente, los jugadores eran menos abiertos que los españoles... Al principio estuve muy jodido". Tras un primer año en el Udinese, se fue cedido al Bari, donde tampoco cuajó. En esas circunstancias, tenía muy claro que quería volver a España.

Cordero reconoce que el rendimiento del futbolista fue irregular, pero eso no impidió que intentara ficharle el año pasado y que volviera a la carga este verano. "A pesar de las dificultades y de su edad, ha tenido minutos, lo que no está al alcance de cualquiera", opina; "tiene un potencial enorme, de él depende explotar ya en el Granada". Romero, por su parte, está convencido de que ha elegido el club adecuado. Álex Geijo, con quien coincidió en el Udinese, llevaba tiempo hablándole maravillas del equipo. "No me planteé otras opciones", confiesa; "por todo lo que me contó, habría firmado incluso aunque no hubiera ascendido a Primera".

Jaime Romero, el día de su presentación.
Jaime Romero, el día de su presentación.PACO AYALA (Diario As)
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS