Tsonga devuelve a Nadal a la tierra

El francés derrota (6-7; 6-4 y 6-1) al flamante ganador de Roland Garros en los cuartos de final del torneo de Queen's

Nadal vuelve a la tierra tras la victoria del pasado domingo en Roland Garros. El número uno del mundo ha sido eliminado por el francés Tsonga en los cuartos de final del torneo de Queen's (7-6; 4-6 y 1-6). El tenista de Le Mans ha sido superior al español en la hierba londinense, dominó muchos puntos del partido y agobió al español con su tremendo servicio, 25 aces por seis del mallorquín y 62% de efectividad en el primer servicio.

Cuando, al principio del tercer set, rompió por segunda vez consecutiva el saque a Nadal - con la rotura anterior se hizo con el segundo set-, Tsonga empezó a creérselo y a celebrar cada punto aupado por el público de Londres que vio en él, pese a su mole (188cm y 91 kg), un pequeño David ante un grande Goliat. Se trataba, en cualquier caso, del número 19 del mundo ante el número uno. Conquistó otro break y el punto del 0-4 lo realizó con una volea acrobática. El francés, de 26 años, cerró el encuentro con otra rotura.

Más información

El número uno ha apuntado a la acumulación de partidos tras la derrota: "Me he sentido un poco cansado mentalmente. No he jugado cada punto como si fuera el último, como suelo hacer. Necesito un poco de descanso. He tenido un Roland Garros muy duro y una temporada sobre tierra batida difícil en general. En América jugué dos finales [Indian Wells y Miami], así que he jugado todos los partidos posibles durante cuatro o cinco meses. Necesito unos días de descanso antes de regresar a Wimbledon. Lo negativo es que he perdido. Lo positivo, que ahora tendré unos días más de descanso y podré recuperarme mentalmente".

Aunque el historial de sus duelos diga lo contrario -con la de hoy Tsonga suma su segunda victoria contra cinco del español- , el número uno casi nunca lo ha tenido fácil con el corpulento francés. Cuando Tsonga le ganó en la semifinal del Abierto de Australia de 2008 con marcadores muy holgados (6-2; 6-3 y 6-2) despertó muchas dudas en Nadal, que por aquel entonces solo había ganado, tres veces, en el grande de tierra. Sin embargo, ese fue el año en el que Nadal se consagraría definitivamente; ganaría otro Roland Garros, Wimbledon y el oro olímpico, y disipó sus dudas ante el mismo Tsonga en Indian Wells en el que remontó un 5-2 en contra para ganar el partido. Aquel encuentro, como reconoció luego su entorno, marcó el inicio de su año dorado. Los demás enfrentamientos con Tsonga, salvo un duelo en el Masters 1000 de Miami (6-3 y 6-2) del curso pasado, siempre se han caracterizado por ser partidos largos que se han decidido por pocos puntos de diferencia. Un equilibrio que hoy volvió a ser patente y que incluso desapareció en el último set, a favor del francés, que cerró el tercer parcial con una exhibición pletórica.

Nadal, durante el encuentro ante Tsonga.
Nadal, durante el encuentro ante Tsonga.ANDY RAIN (EFE)

Nadal: "Deseo cierto descanso"

"No he jugado demasiado mal, pero él ha sacado muy bien y, poco a poco, he perdido la concentración y me he sentido fatigado mentalmente. Deseo cierto descanso. Acabo de ganar un RolandGarros muy duro y la temporada de tierra ha sido difícil", declaró

Rafael Nadal tras caer en los cuartos de final de Queen"s, el torneo preparatorio de Wimbledon, ante el francés Jo-Wilfred Tsonga por 7-6 (3), 4-6 y 1-6.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50