Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pau Gasol jugará el Europeo de Lituania

Tras renunciar al último Mundial, el pívot de los Lakers vuelve a la selección en busca de una plaza para los Juegos Olímpicos

'Vuelve el tipo más alto', rezaba el eslogan del patrocinador del acto. Fue el anticipo al anuncio oficial del regreso de Pau Gasol a la selección española de cara al Europeo de Lituania, que se disputará entre el 31 de agosto y el 18 de septiembre. "Los últimos años han sido muy exigentes pero mi ilusión siempre ha sido ayudar a la selección y este año mi intención es estar con ellos. Tengo un hambre especial y el aliciente de que el Europeo sea clasificatorio para los Juegos Olímpicos (Londres 2012) ha pesado en mi decisión. Todos queremos ir a por el oro olímpico", apuntó Gasol. Después de renunciar al Mundial de Turquía en 2010 donde España finalizó en sexta posición, el pívot regresa a la selección en una cita crucial, puesto que solo los dos finalistas del Europeo tienen billete directo para Londres. Los que finalicen entre el tercero y el sexto puesto se verán obligados a jugar un torneo Preolímpico. Con Pau Gasol en el equipo, la selección española disputó sus últimas cuatro finales en grandes torneos (Mundial 2006 -oro-, Eurobasket 2007 -plata-, Juegos 2008 -plata- y Eurobasket 2009 -oro-).

El jugador de la NBA tuvo tiempo para analizar la temporada que acaba de concluir y de reflexionar sobre las críticas que recibieron él y su equipo tras caer eliminados ante Dallas. "Creía que había códigos que no se podían traspasar pero me he dado cuenta de que no. Ha sido una experiencia muy dura, de mucho aprendizaje y que me ha servido para hacerme más fuerte y adquirir más motivación. Solo se nos valora por nuestra victoria. Por lo tanto, es difícil poner nota a la temporada. A nivel individual estoy contento, he tenido logros como ser elegido en el segundo quinteto del All Star pero en definitiva ha sido una decepción porque no ha servido para ganar y en los playoffs no encontré mi nivel de juego". El de Sant Boi reveló que ya ha mantenido una charla con el nuevo entrenador de su equipo, Mike Brown: "Hablé con él antes de venir para España y me parece una gran persona. Tiene la difícil misión de reemplazar a un entrenador de gran magnitud en este deporte (Phil Jackson) pero el fracaso de esta temporada nos va a servir como estímulo a partir del próximo año", dijo Pau. "La posibilidad del cierre patronal es una situación inédita. No sabemos qué va a ocurrir ni lo que va a durar pero muchos nos planteamos buscar alternativas aunque no va a ser sencillo. Habrá que tomar decisiones y arriesgarse sobre la marcha".

El pívot de los Lakers también comentó la posible marcha de Ricky Rubio a la NBA. "Está cumpliendo más o menos los plazos previstos. Su ilusión es jugar y triunfar allí y si recala en Minessota empezará una aventura apasionante. No es fácil y no siempre salen las cosas como uno quiere", apuntó Pau, que dedicó unas palabras de homenaje a Shaquille O'Neal que ayer anunció su retirada. "Me comentó que colgaba las botas a final de temporada durante un tiro libre en el último partido que jugamos ante Boston. Ha tenido una carrera increíble y ha sido el jugador más determinante de la NBA por su envergadura. Una vez me llevé un golpe suyo en una costilla y estuve dos meses doblado", bromeó.

Al contrario de la norma habitual, este año Pau ha tenido que responder a preguntas sobre su hermano Marc, que ha firmado su temporada más brillante desde que está en la Liga estadounidense. "Ha sido un año muy positivo para él. Ha estado sólido hasta el final y ha sido el equipo que más sensación ha causado en la Liga. Hay que felicitarle por su capacidad de sacrificio y liderazgo. Es un pilar para Memphis y no creo que le dejen escapar", finalizó Pau.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.