Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça recupera la Liga

Los azulgrana vencen al Ademar y rompen virtualmente la racha de cuatro tìtulos consecutivos del Ciudad Real

Para un equipo formado para ganar, estar cinco años sin ninguno de los dos grandes títulos de la temporada era un auténtico drama. La Liga Asobal y la Copa de Europa se le resistían al Barcelona desde que Xesco Espar estuvo sentado en el banquillo y ganó las dos competiciones, en 2006 y 2005 respectivamente. Fueron los últimos grandes éxitos de un conjunto que estaba en descomposición y que sufrió una auténtica renovación en los siguientes años. Pero el Barça ha recuperado hoy la senda de los títulos; se ha impuesto en su propia pista, el Palau Blaugrana, al Ademar León (28-27) y, virtualmente, ha roto una racha de cuatro títulos seguidos del Ciudad Real, porque los dos equipos tienen empatado el average particular y en el global la diferencia de más de 50 goles -57 antes de esta jornada- es prácticamente insuperable para los manchegos. El Barça puede, pues, proclamarse campeón por 18ª vez aún perdiendo los dos últimos partidos.

El partido ha sido a muerte desde el principio hasta el gol de la victoria conseguido por Víctor en los últimos segundos. El Barça había fallado en el primer intento de asegurarse el título la semana pasada en la pista del Ciudad Real, pero esta vez no quería ceder. El Ademar le plantó cara, pero los azulgrana han sabido aprovechar la oportunidad que se les brindaba de dar un paso casi definitivo. El Barça afrontaba el partido con la moral a tope, tras la exhibición que el pasado domingo realizó en Alemania para eliminar al Kiel en las semifinales de la Liga de Campeones y clasificarse para la Final Four de Colonia.

La Liga Asobal es la mejor corona que logra Xavi Pascual, después de que su equipo fallara en los últimos minutos de la final de la Copa de Europa que perdió ante el Kiel la temporada pasada. Tras la etapa de Espar, la sección sufrió una metamorfosis con la llegada de Manolo Cadenas, que no logró adaptarse a la entidad azulgrana. Acabó mal y fue sustituido por Pascual, que el año pasado ganó la Supercopa, la Copa Asobal y la Copa del Rey. Un bagaje salvador, pero no suficiente para un equipo que cuenta con el mayor presupuesto del balonmano español.

Esta temporada, sin embargo, Pascual había retocado a su gusto la plantilla y había formado su propio equipo, con la llegada de Raúl Entrerríos, Johan Sjostrand, Cedric Sorahindo, unidos a la incorporación de Sarmiento, Saric, Igropulo y Rutenka que habían llegado un antes. Y acertó. Lo demuestra la Liga que virtualmente acaba de conseguir dos jornadas antes de la conclusión.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.