Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Tengo cero parte de culpa en la derrota"

Mourinho dice que ni él ni sus jugadores tienen ninguna responsabilidad por perder contra el Barça

"Yo no hablo, hablan las imágenes". Así de rotundo se ha mostrado José Mourinho en su primera comparecencia ante los medios tras la derrota del Real Madrid frente al Barça en el duelo de ida de las semifinales de la Liga de Campeones. A diferencia de las ruedas de prensa anteriores y posteriores a ese choque, hoy, el preparador ha eludido abordar los asuntos más espinosos que le han planteado los periodistas. "No quiero hablar más del tema por una razón simple: una imagen vale más que mil palabras. En estos momentos son tantas las imágenes acumuladas y las que dan la vuelta al mundo, que si vas a traducir esa máxima, son tantas las imágenes y son tantas las palabras, que no hay más que decir", ha manifestado.

MÁS INFORMACIÓN

"Quien critica mis palabras está diciendo que las fotos y los vídeos son un montaje", ha recalcado el luso, al que la derrota frente al equipo azulgrana le ha reforzado su deseo de seguir en el Madrid. "Tengo más ganas de continuar aquí por lo que significa el Real Madrid. La camiseta es blanca y el blanco tiene significado. Tengo más voluntad de estar en el Real Madrid", ha asegurado Mourinho, que ha negado cualquier responsabilidad por el 0-2 frente al Barça. "Tengo cero parte de culpa", ha afirmado.

Más irónico se ha mostrado para justificar la ausencia de Albiol en la convocatoria para el partido contra el Zaragoza de mañana. "¿Por qué va a jugar cuando Pepe y Sergio Ramos no podrán estar en Champions porque han hecho actuaciones criminales que les han ocasionado las tarjetas?", ha cuestionado. En la misma línea, el portugués ha explicado su decisión de dejar a Lass y Xabi Alonso fuera de la convocatoria. "Están muertos porque jugaron los dos en el centro del campo solos durante demasiado tiempo 11 contra 10", ha señalado.

Tampoco jugará mañana Cristiano Ronaldo, que tras el choque europeo puso en tela de juicio el juego de su equipo. "Él puede decir lo que quiera. Es su opinión. No es un problema para mí", ha respondido Mou, categórico, combativo hasta el final. "El equipo que jugará mañana estará construido para ganar, no para pensar en el Barcelona. Estamos bien de moral y la temporada no se termina hasta finales de mayo", ha subrayado.

El entenador portugués también ha aprovechado la victoria del Oporto ayer (5-1 frente al Villarreal en las semifinales de la Liga Europa) para lanzar un otro dardo. "No vi el partido, pero ha sido 11 contra 11 y para una semifinal de una competición europea, ganar 5-1 es fantástico, tiene mucho mérito", ha zanjado el luso que, "con todo el respeto por Villarreal, su gente, sus jugadores y su afición", ansía una final portuguesa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.