Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barnes: ¿Impago o indisciplina?

El estadounidense asegura que el Valladolid le debe cuatro meses de salario de esta temporada y otras cantidades de la anterior.- El club dice que rompe la vinculación por su comportamiento

Se le acumulan los problemas al equipo revelación de la ACB. A la difícil situación económica que atraviesa el Blancos de Rueda Valladolid, acogido a la Ley Concursal desde octubre de 2010, se suma ahora la pérdida de uno de los jugadores que más estaba aportando a su sorprendente rendimiento deportivo. El pívot de origen estadounidense Lamont Barnes ha decidido rescindir su contrato "ante el continuo incumplimiento por parte del club de sus obligaciones contractuales, el permanente retraso en los pagos del salario y su negativa a cumplir la sentencia del Tribunal de Arbitraje de la FIBA por la que ha sido condenado al pago de todas las cantidades adeudadas [al jugador] de la temporada 2009-2010". Barnes ha dado a conocer su decisión a través de un comunicado emitido por la agencia que le representa. Un comunicado en el que se asegura que el Blancos de Rueda le debe cuatro meses de salario de esta temporada y cerca de 145.000 dólares -unos 105.000 euros- de la anterior.

La versión del club es diferente. Ha hecho público un escueto comunicado en el que asegura que ha decidido "dejar sin efecto la vinculación contractual existente hasta el final de la presente temporada" con Barnes debido a "motivos disciplinarios". Según informa Efe, estos motivos serían un posible enfrentamiento con su entrenador, Porfirio Fisac, y su ausencia en algunos entrenamientos.

La Federación Internacional de Baloncesto ordenó al equipo vallisoletano que le abonara al jugador la deuda correspondiente a la pasada temporada después de que este denunciara la situación ante el organismo. El presidente del Blancos de Rueda, José Luis Mayordomo, aseguró a Efe en enero que dicha resolución era "irrelevante", ya que "todas las cuestiones económicas [del equipo] quedaban afectadas por la Ley Concursal desde el 21 de octubre" y, además, el jugador estaba cobrando "según la interpretación que el club había hecho de su contrato". El acuerdo firmado por Barnes cuando llegó a Valladolid en 2009 incluía una cláusula que estipulaba que cobraría más o menos en función de si era o no seleccionable por el equipo.

Esta temporada, sin embargo, Barnes ha participado en los 23 partidos de una Liga ACB en la que el Blancos de Rueda marcha sexto. El Valladolid, además, se clasificó para la Copa del Rey disputada en febrero en Madrid, donde cayó en cuartos de final ante el Power Electronics Valencia (60-83). Es el cuarto jugador con más minutos del equipo -una media de 22- y su quinto máximo anotador -8,3 puntos por partido-.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.