"Necesitábamos algo así"

El entrenador del Atlético, Quique Sánchez Flores, se quitó ayer un gran peso de encima

Quique Flores, casi sin voz y cada vez con más ojeras, se quitó ayer un gran peso de encima. El Atlético demostró que no es "tan paquete" como él mismo reflexionó la víspera. "Necesitábamos algo así, jugar bien y ganar", dijo el preparador afónico y visiblemente aliviado después de un inicio de año "cruel y desastroso". "Creo que hemos hecho el mayor esfuerzo posible: buena actitud, buen rendimiento, buen fútbol, ocasiones... Estamos muy felices y ojalá sirva como punto de inflexión", prosiguió Quique, que encadena dos triunfos y dos empates en los últimos cuatro encuentros. "Nos faltó contundencia", resumió el entrenador del Villarreal, Juan Carlos Garrido, que siguió el partido desde la grada.

Más información
De Reyes a Forlán

"Desde que ganamos en Zaragoza, el equipo está bien. Vamos aumentando la confianza y estamos progresando. Hicimos un buen trabajo", asintió Ujfalusi. "Y, sobre todo, hemos recuperado a Kun y Diego. Dependemos de sus goles", añadió el defensa checo. Tras dos meses sin marcar, Forlán, capitán anoche por la suplencia de Antonio López, se mostró dichoso. "Siempre quise hacer goles. No es que antes no quisiera. Tuve oportunidades, pero las fallé. Hoy el balón quiso entrar", dijo tras ser el autor de seis de los 16 remates del equipo. "Últimamente, han salido tantas cosas mías que me río. Siempre me dicen Cacha y no rubia, aunque ahora hay alguno que me lo llama... Lo importante es que estemos juntos y volvamos a jugar de esta manera. Jugando así, hay más esperanza", sentenció cuando le requirieron sobre los equilibrios de poder en el vestuario.

"Hay jugadores que son referencia y con nuestras referencias de la mano será más seguro todo. Sabemos cómo le sientan a Forlán y Kun los goles", valoró Quique, que dio dos días de descanso a la plantilla.

Pese a la victoria, la afición del Calderón mostró su rechazo a los largo del encuentro a la gestión de los máximos accionistas. "¡Estoy hasta los huevos de la familia Gil!" y "¡que se vayan, diles que se vayan...!", coreó en repetidas ocasiones. Las algaradas se escucharon con cada vez más bufandas verdes y amarillas ondeando al aire, los colores del Manchester United cuando fue fundado y que los hinchas del club inglés eligieron para mostrar su descontento con el dueño de la entidad, Malcom Glazer.

Quique Sánchez Flores da instrucciones desde la banda en presencia de Ujfalusi.
Quique Sánchez Flores da instrucciones desde la banda en presencia de Ujfalusi.JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS