¡Todo el poder para los químicos!

La UCI cede al laboratorio de París los controles antidopaje de la París-Niza, que comienza mañana

La Unión Ciclista Internacional (UCI) y la Agencia Francesa Antidopaje (AFLD) darán a conocer mañana, sábado, en París los detalles de un acuerdo para organizar los controles antidopaje en la París-Niza que, bajo el lema, ¡Todo el poder para los químicos! Supone un paso insólito y, según los expertos, en el sentido contrario a lo propugnado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

El acuerdo, plasmado en cinco artículos que ocupan tres folios, y al que ha tenido acceso elpais.com, acaba de manera palmaria con la división de poderes tradicionales en el antidopaje -el de analizar, en manos de los laboratorios; el de organizar los controles y el de juzgar, en manos de las federaciones internacionales y de las agencias nacionales; el de legislar, en manos de la AMA- al conceder a los técnicos del laboratorio antidopaje de París el poder tanto de organizar y llevar a cabo los controles, como el de designar los corredores que deberán someterse a los mismos (unos 70 controles: seis después de cada una de las siete etapas en línea, incluidos el líder y el ganador del día; entre ocho y 12 en la contrarreloj; y unos 20 por la mañana o por la noche en los hoteles) y, por supuesto, el de analizar unas muestras cuyo anonimato será más que dudoso.

Aunque, oficialmente, las muestras llegan al laboratorio diferenciadas por un número en clave cuya interpretación solo, en teoría, puede ser realizada por la UCI, en la práctica, el que los mismos técnicos que designan a los corredores y recogen sus muestras sean los encargados de analizarlas convierte casi en imposible la tarea de no enterarse de quién son la orina o la sangre que manejan en sus probetas. Se pone, así, en peligro, según algunos expertos, uno de los principios básicos del antidopaje. Este hecho, además, y según expertos jurídicos, podría servir de base para impugnar a posteriori el resultado del control por parte de algún corredor que pudiera dar positivo.

En este acuerdo, que puede servir de modelo para lo que ocurrirá en julio durante el Tour de Francia, carrera, como la París-Niza, también organizada por ASO, los inspectores médicos de la UCI, los que habitualmente llevan el peso de los controles, asumirán simplemente el papel de supervisar y firmar los procedimientos para darles valor legal.

Pat Mcquaid, presidente de la UCI
Pat Mcquaid, presidente de la UCIPASCAL GUYOT

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción