Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Siete puntos son muchos"

Mourinho carga de nuevo contra el calendario y Casillas dice que regalaron media parte

"Siete puntos son muchos", resumió José Mourinho al término del partido, recostado en su silla de la sala de prensa de Riazor. El técnico del Real Madrid compareció adusto y resignado, pero no ahorró lamentos por más que advirtiera que no tenía nada que decir sobre los colegiados. "No me gusta hablar de ellos", espetó antes de afear el comportamiento del cuarto árbitro, Alfonso Vicente Moral. "Le pedí que fuera más educado al dirigirse a mis futbolistas", explicó. El foco del técnico portugués estaba puesto en otra presa, miraba como en la víspera hacia los encargados de confeccionar el calendario y los horarios de los partidos de cada jornada. Ahí ve una larga mano al cuello blanco. "Sé que se ríen a mis espaldas, pero mientras sea técnico del Real Madrid defenderé a mi equipo y tengo que decirlo: la gente que decide el calendario sabe lo que hace y es una situación obvia que se repite desde el inicio de Liga".

Mourinho tiene los datos e incluso se anima a mostrarlos. "Venid cuando queráis a Valdedebas y os lo demuestro", invitó a los periodistas. A alguno incluso le animó a investigar, "a hacer bien" su trabajo, para entender las ventajas que hubiera acarreado para el Madrid haber jugado el partido hoy domingo y no anoche después de haber tenido la ida de los octavos de la Liga de Campeones el miércoles en Lyon. "Mis jugadores hubieran tenido más tiempo para entrenarse o para descansar. Pueden preguntar a expertos en aspectos bioquímicos o de fisiología del cuerpo humano, ellos pueden ofrecer explicaciones sobre tiempos de recuperación", matizó.

En todo caso, el Real Madrid acabó el partido en el área rival, en una demostración de empuje muy meritoria para un equipo que arrastra el cansancio que deja entrever su entrenador. "El Deportivo acabó exhausto, pero no puedo reprochar nada a mis hombres. Es difícil hacerlo cuando se hace todo para ganar". No tenía la misma opinión Iker Casillas. "Hemos regalado 45 minutos y no es la primera vez que lo hacemos. Tenemos que salir más concentrados", apuntó el meta, que eludió las excusas y ejerció la autocrítica: "Ha sido un paso atrás. Han pasado dos semanas desde que el Barcelona empató en Gijón y volvemos a estar donde estábamos. No podemos dejar que se escapen estas oportunidades".

Mourinho se aferra a las matemáticas -"seguiremos luchando mientras sea posible dar alcance al Barcelona"- y Xabi Alonso no baja los brazos. Lo dijo tras el partido con tono abatido. "No podemos rendirnos. En este partido tampoco lo hemos hecho, pero la pelota no quiso entrar. Además el Deportivo estaba muy fuerte atrás y acumuló muchos hombres por delante del área". "El Madrid actual es muy fácil de analizar porque siempre juega igual, pero ese es un mérito, no un defecto. Es bueno que un equipo sea previsible, pero que además tenga talento. Y el talento no es previsible", concluyó Miguel Ángel Lotina, que ya se imaginaba que la carga madridista iba a venir por el centro. "Al no jugar Di María la última media hora estaba claro porque Cristiano era su único hombre de banda y le gusta hacer diagonales al medio".

Visiblemente contrariado por el resultado, el director general del Madrid, Jorge Valdano, dio su versión del encuentro. "Este punto nos aleja del liderato, pero estamos en febrero y nadie renuncia a la Liga en ese mes. Hemos estrellado dos balones al palo, jugado con intensidad, con entrega pero sin encontrar el gol. Faltó puntería y un poco de fortuna". "La Liga es el pan nuestro de cada día y pelearemos hasta el final porque es nuestro estilo y no vamos a renunciar", sentenció Valdano.

A estas alturas de la temporada pasada, el Madrid de Manuel Pellegrini era líder con 62 puntos -empatado con el Barça-, uno más que ahora con Mourinho. También contaba más goles a favor (67 frente a 55 con Mou), aunque había recibido uno más (20 frente a 19).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.