Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A mordiscos

Francia tratará de no perder el control del partido para ganar en su visita a Inglaterra, con el Seis Naciones y el Gran Slam en juego

Twickenham decide hoy el Seis Naciones. Inglaterra recibe a Francia en un clásico entre los dos únicos equipos del hemisferio norte que sueñan, legitimados por su talento, con el Mundial de Nueva Zelanda. Pero antes tienen faena. Le Crunch le han llamado a este partido los franceses, será porque remite a la palabra inglesa "morder", "masticar". Y a decir verdad, quien quiera ganar tendrá que roer el partido. Nadie ha podido con ellos hasta ahora en las dos jornadas anteriores: los de la rosa han arrasado a Gales (26-19) e Italia (59-13) y los franceses, superaron a Escocia (31-24) e Irlanda (25-22). Pero eso ya no sirve de mucho...

Para el gran duelo, Martin Johnson no toca casi nada porque nada le pide cambiar de fichas. Tan solo cambia pieza en la primera línea: Sheridan por Corbisiero, más de lo mismo. Mantiene a Flood, que tal vez no sea tan elegante como Wilkinson y seguro que no le alcanza en popularidad, pero está jugando mucho y bien y, por encima de todo, está haciendo jugar muy rápido a Inglaterra, veloz desde la delantera. Siempre intervencionista, convencido de que cada partido exige retoques, le mete mano a su equipo Livremont, de arriba abajo, agitando el XV y claro, como siempre, el debate. En los medios, sustituirá a Yachvili por Morgan Parra y atrás meterá a Clerc en el ala y Jauzion de 12. Medard será zaguero. También juega Chabal, acostumbrado a pelearse contra ingleses en Inglaterra. Livremont que se las piensa todas debe tener claro como ha ganado hasta ahora: a trompicones; y a Irlanda, por los pelos y a patadas. Johnson parece satisfecho con lo que le ha dado su equipo y le sobran razones. La idea gala, según los analistas, es atacar para defenderse, pasa por jugar para no dejar jugar a los ingleses, que parecen no conocer el miedo.

Pero Francia tiene su opción: ser muy ella, muy señora, y no perder nunca el control. Si el partido se decide por dos puntos, se lo levarán los azules, pero si los de Johnson corren, a ver quien les para: parecen una locomotora. Y están corriendo mucho.

Livremont, el entrenador francés aseguró a principio de semana que a él "tampoco le gustan los ingleses". Tal vez debió callarse, no vaya a ser que le muerdan esta tarde. ¡Crunch!

INGLATERRA: 15 Foden, 14 Ashton, 13 Tindall (capt), 12 Hape, 11 Cueto, 10 Flood, 9 Youngs, 8 Easter, 7 Haskell, 6 Wood, 5 Palmer, 4 Deacon, 3 Cole, 2 Hartley, 1 Sheridan.

FRANCIA: 15 Medard, 14 Huget, 13 Rougerie, 12 Jauzion, 11 Clerc, 10 Trinh-Duc, 9 Yachvili, 8 Chabal, 7 Harinordoquy, 6 Dusautoir (c), 5 Nallet, 4 Pierre, 3 Mas, 2 Servat, 1 Domingo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.