Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piterman debe un millón al Alavés

Un juez condena al expresidente a devolver esa cantidad, de la que se apropió indebidamente

Tras lograr el aplazamiento de varias de sus deudas, el Alavés ha conseguido otra bombona de oxígeno. El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Vitoria ha condenado al expresidente del Alavés Dmitry Piterman (lo fue entre 2004 y 2007), a su esposa y la sociedad Management Sport, de la que eran propietarios, a devolver al club más de un millón de euros por considerar que se apropiaron indebidamente de dicha cantidad.

La sentencia, contra la que no cabe recurso, da la razón al club albiazul al estimar parcialmente su recurso y determina que el matrimonio compuesto por Dmitry Piterman y Milanendra Vikramsingh constituyó la sociedad Management Deportivo para su enriquecimiento personal.

El cometido de la sociedad era, según el tribunal, facturar al club labores de "asesoramiento deportivo, control de rendimiento de los jugadores y preparación física", señala el fallo judicial, que califica que esos importes eran "cuestionables al haberse prestado esos servicios por otros profesionales que, a su vez, los cobraban". El Juzgado considera probado que entre el 3 de abril de 2006 y el 20 de diciembre de ese mismo año Management Sport cobró al Deportivo Alavés por sus servicios cinco facturas por valor de 758.000 euros y otras dos por un global de 253.000. La sentencia también precisa que Piterman no sólo presidía el Consejo de Administración sino que realizaba todo tipo de labores en el club de fútbol y entre ellas llevaba a cabo una auténtica "auto-contratación a través de sociedades instrumentales". "No puede entenderse como ajustado a los principios de regularidad patrimonial y buena gestión de una sociedad" el hecho de que "a golpe de factura de una sociedad como Management Sport se vea disminuido el patrimonio social y la liquidez -del Alavés- a través de actos propiciados por quien tiene la representación de una y otra", agrega el fallo en referencia a que Piterman presidía el Consejo de Administración del Alavés y dicha sociedad privada.

Por todo ello, se condena a Piterman y a su esposa al pago de más de un millón de euros, de los intereses legales y de las costas procesales. El futuro del club albiazul puede quedar despejado en marzo. Y es que la Diputación alavesa hará público entonces el plan de viabilidad previsto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.