Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal de la UE avala el fútbol en abierto

Los gobiernos podrán decidir que algunas competiciones como el Mundial o la Eurocopa no sean de pago

Los países de la Unión Europea pueden obligar a que algunas competiciones futbolísticas, como el Mundial o la Eurocopa, se retransmitan en abierto. Aquellos partidos considerados "de gran importancia para la sociedad" deben ser accesibles para todos los espectadores. Así lo establece el Tribunal General de la UE que, en una sentencia conocida ayer, avala el derecho de los Estados miembros a impedir que determinados eventos deportivos se emitan únicamente en canales de pago.

El conflicto examinado por el Tribunal había enfrentado a la FIFA (organizadora de la Copa del Mundo de fútbol) y la UEFA (responsable de la Eurocopa), por un lado, y a Reino Unido y Bélgica, por otro. Ambos países habían elaborado una lista con los acontecimientos deportivos de especial importancia para sus ciudadanos, en la que figuraban todos los partidos de la fase final del Mundial, y en el caso de Reino Unido, también de la Eurocopa.

Esta lista es similar al catálogo que cada año dicta en España el Gobierno con los eventos de interés general, que temporada tras temporada incluye los partidos oficiales de la selección española y un encuentro de Liga por jornada. Pero el Tribunal General amplía este criterio a todo el campeonato, ya que en el momento en el que se compran los derechos resulta complicado determinar qué partidos serán más decisivos para la clasificación de un país.

La sentencia de la UE coincide con la campaña emprendida por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para que el Ejecutivo levante la obligación de emitir el partido de los sábados en abierto. La Liga aplaudió el fallo del Tribunal de Luxemburgo porque se refiere a dos competiciones internacionales (el Mundial y la Eurocopa), pero deja de lado los torneos nacionales, como es la Liga. La LFP entiende que la sentencia afecta a "acontecimientos únicos y excepcionales", mientras que la Liga es una competición "no única, sino continua en el tiempo y regular". Entre las medidas de presión para acabar con el fútbol gratis, la LFP planea cerrar los campos los días 2 y 3 de abril.

Entre sus argumentos, la corte comunitaria evoca el derecho a la información y la necesidad de garantizar un amplio acceso del público a los partidos de interés general. Y toma como baremo la audiencia de estas retransmisiones. El Tribunal constató que los últimos mundiales y eurocopas fueron vistos por millones de espectadores, muchos de los cuales no mostraban habitualmente interés por el balompié.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.