Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Con el sello de Xavi no basta

Siete jugadores del Barça dieron más pases que el gunner más participativo, Cesc

"Jugando nos hemos sentido muy superiores", resumió Xavi al final del encuentro. "Hemos podido sentenciar, pero nos faltó el remate. Tuvimos infinitas ocasiones. Nos vamos contrariados y creyendo que merecimos mejor resultado".

Xavi se marchó del Emirates con el gesto torcido por la derrota pero con la sensación de haber vivido un gran encuentro. Al pequeño centrocampista no hay nada que le guste más que el fútbol. Por eso ve tantos partidos como puede, le encanta sentarse a hablar del tema con los amigos y tuvo un perro al que llamó Xut.Por eso, precisamente, la semana pasada habló con Sid Lowe, corresponsal en España del periódico The Guardian y le dijo que, a su criterio, al fútbol solo se puede jugar de una manera: como juega el Barça. O sea, pasándose la pelota. No cree Xavi, sin embargo, que sea la piedra filosofal, que su estilo sea determinante. No lo fue ayer, por ejemplo. El caso es que en Inglaterra, a cierto sector de puristas les sentó mal el comentario, así que le estaban esperando en el Emirates.

Perdió el Barça y seguramente eso alcanzará para llenarse de razón a quienes piensan que Xavi está equivocado, quienes creen que el fútbol va más allá del pase, porque solo lo justifica el resultado. En ausencia de Puyol, ejerció Xavi de capitán con la misma naturalidad con la que compareció en escena para reivindicar su idea, para marcar estilo, para jugar y hacer jugar. Resulta que Xavi no entiende el juego si no se asocia y sobre la base de ese axioma, en manga corta, salió dispuesto a encontrar amigos. Barrió el centro del campo por todos los lados y aunque le buscó Wilshere, lo hizo Song, le persiguió Cesc y hasta le apretó Van Persie, él siempre encontró la salida, una y otra vez. Xavi dio 124 pases en el encuentro, 116 de ellos bien. Y comandó el estilo azulgrana. Siete jugadores del Barcelona -Xavi, Messi, Iniesta, Busquets, Piqué, Alves y Abidal- dieron más pases que el mejor del Arsenal en esta faceta. Cesc, claro, que dio 56 pases, 38 buenos, seguido por Nasri (47 y 36). Precisamente Xavi y Cesc fueron los jugadores que más corrieron en el partido: 12,3 y 12,6 kilómetros, respectivamente.

El problema para Xavi, y para el Barcelona, apareció cuando no dispuso del balón. Y ello a pesar de que el conjunto azulgrana tuvo la posesión un 63% del tiempo.

Pidió Guardiola que el equipo fuera fiel a su estilo y Xavi dio un paso al frente. El Barcelona sumó 773 pases, por casi la mitad del Arsenal (423) y por encima de todos, como siempre, impuso su estilo Xavi. De hecho, solo sumando los pases de Fàbregas, Nasri y Wilshere superan al catalán en su partido número 130 en Europa, el que suma 111 en Champions. Nadie ha jugado más que él con la camiseta del Barcelona en Europa.

"Ha sido un resultado totalmente injusto porque hemos sido muy superiores", finalizó Xavi. El fútbol asociativo de los pequeños jugadores del Barcelona dominó el encuentro, pero se vio superado en el marcador por el juego vertiginoso y directo del Arsenal.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.