Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sueño de los 48.000

El Athletic, que tiene ya 1.489 nuevos socios, se pone esa meta para el nuevo San Mamés

48.000 socios. Esa es la barrera final del nuevo Athletic que surgirá del nuevo San Mamés en la temporada 2014/2015. Actualmente la masa social del equipo rojiblanco es de 36.000 carnets a los que se unirán en esa temporada los nuevos socios, casi 1.500 de los cuales ya han conformado su derecho a serlo, mientras otros 5.000 están a la espera de materializarlo. Son los datos de la primera fase de captación que se refiere a aquellos que en 1995 y 196 aportaron 5.000 pesetas de la época para reservar su derecho a ser socios en el nuevo estadio. Por entonces, el Athletic soñaba con un nuevo estadio diseñado por Frank Gehry sobre el que tampoco existía un acuerdo final de ubicación.

Eran los pilares de la nueva catedral para la que el entonces presidente José María Arrate lanzó la propuesta de aspirantes a socios con un adelanto de 5.000 pesetas que tuvo el respaldo de 6.000 seguidores rojiblancos. La posibilidad de ser socio, entonces, era escasísima, en un club que apenas recibe unos pocos centenares de bajas cada temporada, inmediatamente cubiertas por las listas de espera y el funcionamiento habitual. No era fácil ser socio del Athletic en esos años. En estos, tampoco. Solo la ampliación del estadio permite un crecimiento económico, y por tanto, deportivo aunque la crisis económica pueda afectar al ejercicio de la fe rojiblanca.

La primera fase de esta ampliación se ha cerrado con 1.489 nuevos socios que ya han reservado su derecho para la temporada 2014/2015. Además, dichos socios barria (así los denomina el cluib) tendrán también derecho para ocupar las vacantes que se produzcan hasta entonces.

El Athletic, según confirmaron ayer en una rueda de prensa el presidente Fernando García Macua y el director general, Jon Berasategi, cuenta con 5.257 personas que en estos años se han inscrito como aspirantes a socios en cuanto sea posible. El coste del derecho a su ingreso en la masa social será de 1.300 euros, 100 menos que actualmente.

Macua aseguró ayer que "aunque no hay un techo predeterminado, los 48.000 parece una cifra razonable para un estadio que tendrá un aforo de 54.000 espectadores". De momento, la noticia más satisfactoria en su opinión, es que antes de la temporada en la que arranque San Mamés Barria, el nuevo estadio, "podamos contar con 3.500 ó 4.000 nuevos socios. Eso es algo que estamos cumpliendo holgadamente". La conclusión es básica: "El equipo rojiblanco está vivo y arraigado en la sociedad vizcaína". Y puso como ejemplo de nuevos socios la presencia de un hombre de 80 años y un nasciturus".

En el terreno estrictamente deportivo, Macua aseguró que "el ciclo de Joaquín Caparrós al frente del primer equipo bilbaíno", al que llegó hace cuatro temporadas, "aún no se ha acabado". De sus palabras se deduce que si se produce un nuevo mandato del actual presidente tras las elecciones de este año, el técnico utrerano tendrá la posibilidad de continuar en el Athletic.

Macua sigue sin decir si a su candidatura electoral, un secreto a voces que, no obstante, le conviene silenciar en estos momentos. Lo que sí ha adelantado es que él y su Junta Directiva van a "seguir trabajando en el crecimiento deportivo de este club hasta el día en el que los socios digan que se ha acabado nuestro periodo en la entidad".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.