Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fútbol vizcaíno espera lograr unos 450.000 euros en el Athletic-Celic

El fútbol vizcaíno espera recaudar "unos 450.000" euros en el Athletic-Celtic de Glasgow, partido organizado por el club que preside Fernando García Macua en beneficio de los clubes vizcaínos, según ha asegurado hoy el presidente de la Federación Vizcaína de Fútbol, José Ignacio Gómez Mardones. Mardones ha hecho esa estimación, que supondría el doble de lo que el fútbol vizcaíno obtuvo en 2010 en el Athletic-Paraguay, durante el acto de presentación del choque, que se disputará el día 26 de marzo, sábado.

En ese acto, que se ha llevado a cabo en la sede de la Federación Vizcaína, Mardones y Macua han estado acompañados por el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, que también se ha sumado a la iniciativa, y el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Angel María Villar, que ha querido acudir "motu proprio" para "agradecer" a Macua que haya sido "el primer presidente del Athletic en hacer algo así".

Macua espera que este año, "con más tiempo", este partido "se pueda organizar mejor" que el del año pasado, que dejó "220.000" euros para los clubes vizcaínos, es decir, el total de la recaudación restados los gastos que conlleva.

Los presidentes del Athletic y la Vizcaína han destacado la entidad del rival elegido para la ocasión, un club "emblemático" que "ha caído muy bien" en el fútbol vizcaíno, "siempre muy proclive a jugar con equipos británicos, en este caso escocés".

Mardones ha desvelado que el año pasado cada club recibió, en función de una serie de baremos, "entre 1.000 y 3.000 euros", por lo que este año, de recaudarse lo previsto, probablemente la cantidad sea superior. También ha confirmado que en esta ocasión, como en el choque ante Paraguay, "los precios serán populares". "

El Athletic es parte del fútbol vizcaíno y creemos que, en la medida de nuestras posibilidades, tenemos que ayudarle", ha explicado Macua sobre una iniciativa que nació el año pasado con el encuentro ante Paraguay como consecuencia de la no disputa del tradicional partido navideño de la selección vasca, cuya recaudación también iba destinada al fútbol base, en ese caso el vasco.