Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Arsenal recupera la sonrisa

Con Cesc, autor de uno de los goles, al mando, el equipo de Wenger pasa por encima de un Chelsea cada vez más deprimido (3-1)

Qué ganas le tenía el Arsenal al Chelsea. Tantas como les tiene a otros grandes. Léase United. Pero lo del Chelsea era especial, por aquello de que se trata del mejor duelo londinense posible y, sobre todo, porque los de Wenger habían caído, con encomiable disciplina, en los últimos cinco enfrentamientos con sus vecinos.

Pero ocurre que el Chelsea es un sucedáneo del equipo que fue, hasta el punto de que ha mandado a la basura su gran arranque de temporada. Siete partidos (ocho con el de hoy) llevan los de Ancelotti sin cazar una victoria.

Así las cosas, el Arsenal lo tenía todo a favor para cambiar el curso de la historia. Cambiado está. Desde el primer instante con Cesc de nuevo en liza, librado de esas lesiones que, según Wenger, "tiene en la cabeza", el español lideró a su equipo en lo que fue un triunfo incontestable, que tardó en llegar porque así lo quiso Cech, portero del Chelsea, que amargó la vida en la primera parte a Walcott, a Nasri, a cualquiera que lo intentara. Pero al borde del descanso surgió Song, que arrancó como un búfalo que a trompicones se metió en el área donde, aprovechando un rebote, batió con zurda a Cech.

El inicio de la segunda parte mostró al mejor Arsenal de la temporada, vertiginoso en la transición, con Cesc a la cabeza, aunque algo atenazado en ataque porque Van Persia está lejos de parecerse a sí mismo.

Lo mismo dio. Cesc marcó el segundo aprovechando el pase de la muerte del hasta entonces atropellado Walcott, rápido para adivinar la pifia de Essien. Y Walcott hizo el tercero coronando el envío al hueco del propio Cesc, pillo ante un Malouda que se lió él solo.

El marcador dibujaba un sorprendente 3-0 para el Arsenal, que menguó porque Ivanovic cabeceó una falta lejana. No importó. El Arsenal aguantó las embestidas (más bien livianas) del Chelsea uy atrapó un triunfo que le deja en la segunda plaza, empatado a puntos con el Manchester City, aunque con un partido menos, y a dos del United, también con un encuentro por disputar, y que podría ver ampliada su ventaja si hoy derrota al Birmingham en una Liga, la inglesa, que en estas fechas luce como nunca.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.