Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'Valencia Experience', condenados a pagar cinco millones al Valencia

La empresa incumplió el contrato de patrocinio con el club y no ha pagado lo convenido

La empresa Product Management Council S. L. ha sido condenada a pagar cinco millones de euros al Valencia CF por incumplir el contrato suscrito en diciembre de 2007 para la promoción de la fundación Valencia Experience, marca que lució el club en su equipación en la campaña 2008-2009. Sin embargo, el club no recibió por ello el pago de seis millones de euros del contrato, por lo que el juzgado de lo Mercantil número 1 de Valencia da la razón al club en su demanda.

Así, declara ajustada a derecho la resolución unilateral del contrato suscrito por el Valencia y condena a Product Manajement Council a abonar la cantidad de cinco millones de euros, más los intereses legales de la misma desde el día 12 de noviembre de 2008 y hasta el completo pago de la deuda y las costas procesales.

El club demandaba los seis millones de euros que reflejaba el contrato, pero fueron reducidos a cinco "toda vez que se consiguió contratar con una tercera entidad que atendió pago de un millón".

El 14 de diciembre de 2007 ambas partes suscribieron un contrato de esponsorización y patrocinio deportivo con el objeto de la promocionar la imagen de la Fundación Valencia Experience durante la temporada 2008-2009. El coste se estableció en seis millones de euros, pagaderos en tres fracciones de dos millones cada una de ellas, y debiendo entregar avales que garantizaran tal prestación dineraria. No obstante, la empresa incumplió "radicalmente la prestación debida" no atendiendo a los plazos de la obligación dineraria, "ni entregando los avales comprometidos para garantizar el cumplimiento de tal prestación", confirma la sentencia.

Por eso, el fallo del juez añade que pretender que el Valencia tuviese que esperar el vencimiento cronológico de la relación "resulta un sinsentido cuando no existe garantía de cobro, pues ya se ha incumplido el primer pago y no se han entregado los avales".

La entidad continuó con el vínculo negocial confiando en las garantías ofrecidas por la empresa y, además, porque las exigencias de la firma deportiva (Nike) con la que el club mantiene un contrato obligaban a que así fuera. Y es que la alternativa era no contar con patrocinador y tener que desechar las equipaciones que ya estaban confeccionadas con el altísimo coste adicional que eso habría supuesto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.