El Ciudad Real, intratable

El equipo de Dujshebaev vence al Barça (31-34) y conquista su sexta Copa Asobal

El Renovalia Ciudad Real conquistó este domingo su sexta Copa Asobal tras imponerse en la XXI edición, celebrada en el pabellón As Travesas de Vigo, al FC Barcelona Borges, defensor del título, por 31-34, en un partido donde los de Talant Dujshebaev reaccionaron en la segunda mitad. El equipo manchego pasó por muchos momentos de apuro, sobre todo en ataque, durante la primera mitad, con un rival muy acertado, pero en los segundo 30 minutos, un cambio defensivo y un inicio trepidante, le permitieron dar la vuelta al marcador y coger una renta cómoda que supo mantener ante los azulgrana, que no se rindieron nunca.

De este modo, el Renovalia Ciudad Real sumó su sexto entorchado, igualando precisamente al FC Barcelona en el palmarés, y su segundo título de la temporada, tras haberse adjudicado también la Supercopa de España ante el mismo rival.

BARCELONA 31 - C. REAL 34

BarcelonaARCELONA: Saric, Noddesbo (3), Juanín (5, 2 de pen.), Nagy (2), Jermenyr (-), Rocas (2) y Sarmiento (8) -siete inicial- Sorhaindo (-), Ugalde (1), Romero, Rutenka (6), Oneto (2) e Igropulo (2).

Ciudad Real: Sterbik; K?llman (4), Guardiola (5), Aguinagalde (5), Abalo (2), Rodríguez (5) y Jurkiewicz (3) -siete inicial- Parrondo (2), Cañellas (3), Morros (1), Dinart y Lazarov (4, 1 de pen).

Árbitros: Javier Pastor Gamón y José Miguel García Fernández. Excluyeron a Jermenyr (2), Juanín, Romero y Nagy, por el FC Barcelona Borges, y a Morros y Kallman, por el Renovalia Ciudad Real.

Pabellón As Travesas.

El actual campeón de la Asobal salió centrado y cogió una ventaja rápida (3-0), pero paulatinamente, los de Xavi Pascual se fueron asentando y con la acertada dirección de Dani Sarmiento equilibraron las cosas. Además, el conjunto manchego tuvo una pájara ofensiva que le tuvo casi siete minutos sin anotar y que provocó un parcial de 4-0 (9-7). A partir de ahí, y con el Ciudad Real incapaz de encontrar su mejor tono ofensivo y defensivo, el Bar?a mandó en el marcador con cierta autoridad, ayudado también por un Saric, que volvía a amenazar en convertirse en verdugo.

El equipo culé se escapó (14-10, min.25), y con su rival algo perdido, apareció la figura de José Javier Hombrados. El veterano portero detuvo los dos últimos ataques azulgranas y permitió a los suyos llegar con opciones para la segunda parte (16-14). Dujshebaev apremió a sus hombres en defensa y éstos respondieron con eficacia. La salida del Renovalia fue furibunda y en un visto y no visto tomó el dominio del encuentro gracias a un severo parcial de 1-6 en cinco minutos (17-20).

A partir de ahí, el trabajo de Chema Rodríguez, las paradas de Sterbik, los goles de Julen Aguinagalde y de Mariusz Jurkiewicz, fueron los argumentos manchegos para frenar a un conjunto catalán, que no se quiso rendir, pese a que la final se le puso muy cuesta arriba (25-30, min.50). Poco a poco, los de Xavi Pascual fueron recortando diferencias y volvieron a entrar en el choque amparados en Sarmiento, autor de ocho goles, y Rutenka (6).

El Barcelona se puso a un tanto (29-30), pero no logró igualar, y con 30-32 y con su rival en inferioridad, Sterbik detuvo un balón claro y Nagy perdió el siguiente. Joan Cañellas sentenció entonces con dos tantos un título con recuerdo para los Entrerríos, ausentes del partido por motivos personales.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50