El Caja Laboral coge aire

Los de Ivanovic se mantienen en Europa tras derrotar al Khimki de Scariolo

El Caja Laboral rescató ayer su verdadera personalidad ante el Khimki de Scariolo, al que supo derrotar recuperando su juego colectivo, su carácter y una correcta actitud defensiva. Después de tocar fondo en Sevilla el pasado domingo y de haber protagonizado su peor arranque en la Euroliga de su historia, el conjunto de Ivanovic dejó atrás, de momento, una situación insólita que amenazaba su supervivencia en Europa. Ya dijo el montenegrino que nadie debía jugar el aprtido de ayer con miedo, y afortunadamente todos le hicieron caso.

Los vitorianos marcaron distancias desde los primeros compases del partido. Haislip —que acabó siendo atendido en un hospital por un golpe en la boca— y Logan lucharon, solo muy al principio, contra el ímpetu y la garantía anotadora de Langford y Loncar. Teletovic recuperó sus añorados triples y Huertas le asistió desde todos los flancos. Tan buena sintonía derivó en siete puntos de diferencia que durante el segundo cuarto se ampliaron a once de media.

CAJA LABORAL, 89; KHIMKI 81

Caja Laboral: Logan (17), Oleson (8), San Emeterio (14), Haislip (9), Barac (4) —cinco inicial—, Teletovic (23), Ribas, Huertas (12), Bjelica (2).

Khimki: R. López (5), Langford (19), Fridzon (5), Loncar (8), Savrasenko (2) —cinco inicial—, Planinic (17), Kelati, Monya (17), Eze (10).

Árbitros: Lamonica (ITA), Jovcic (SER), Maestre (FRA). Señalaron técnica a Langford (m. 22). Sin eliminados.

9.650 espectadores en el Buesa Arena de Vitoria.

Los de Ivanovic controlaron con facilidad el encuentro porque recuperaron la labor coral, armonizaron su juego y, aspectos psicológicos aparte, articularon una respuesta defensiva mucho más sólida que en anteriores choques. También recuperaron la fortaleza en el juego interior y Barac dejó de estar solo. Desterrado el inquietante desacierto en los triples, Planinic y Langford trataron de boicotear el buen camino de los vitorianos, pero Teletovic volvió a desplegar su habitual eficacia. El Caja Laboral cosechó ventajas de hasta 17 puntos, pero los de Scariolo lograron maquillar el resultado final con acciones sorpresa.

Por otro lado, el Barcelona ganó al Fenerbahçe (69-75), el Real Madrid se impuso con solidez al L. Roma (72-50) y el Unicaja superó al Olimpiacos (76-74).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS