Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA EUROPA | ODENSE 1 - GETAFE 1

Helados en la orilla

El Getafe queda eliminado con un gol del Odense en el descuento tras un digno partido

Odense recibió al Getafe con un paisaje de cuento. En la cuna de Hans Christian Andersen los de Míchel estaban obligados a ganar para no firmar el colorín colorado a su historia en Europa. Y en una tarde más propicia para compartir relatos junto a la chimenea que para jugar al fútbol los getafenses firmaron una obra que comenzó como un sueño y acabó en pesadilla.

Los azulones, de naranja como el balón, se sobrepusieron a la intensa nevada que presidió el partido con un inicio enérgico. Guantes, leotardos, bragas, calentadores...todo atavío era poco para sobrevivir a los diez grados bajo cero, al hielo y la nieve.

Exigidos por las circunstancias y reafirmados en sus convicciones tras su exhibición en Sevilla la pasada jornada de Liga, los de Míchel realizaron una puesta en escena plagada de empeño y buen juego. Con veinte minutos primorosos, los getafenses certificaron su voluntad de aferrarse a una competición por la que hasta habían sesteado con más pena que gloria. La propuesta pareció excesivamente virtuosa para un escenario tan destemplado. Pero Parejo fue capaz de interpretar en los primeros minutos un ejercicio de patinaje artístico consistente en mezclar el toque, la movilidad, la pausa y el vértigo. Sus flechas las recogían Manu, Albín y Miku que se filtraban una y otra vez entre la tosca defensa danesa, incapaz de descifrar el catálogo de florituras del Getafe. Al cuarto de hora llegó el premio. Un pase tras otro, los azulones tejieron una red de cloroformo para las filas danesas hasta que Mané cambió el registro con un centro al área que recogió con destreza Pedro Ríos para rematar de cabeza ante un impotente Carroll.

Odense 1 - Getafe 1

Odense: Carrol; Ruud, Christensen, Haland, Sorensen; Traore (Johansson, min. 71) Andreasen, Djemba-Djemba, Kadrii; Utaka y Toft.

Getafe: Ustari; Miguel Torres, "Cata" Díaz, Marcano, Mané; Pedro Ríos, Boateng, Parejo (Borja, min. 80), Manu del Moral (Víctor Sánchez, min. 68); Albín (Mosquera, min. 85) y Miku.

Goles: 0-1, min.16: Pedro Ríos remata de cabeza un centro de Mané. 1-1, min. 90: Andreasen, remata un centro de Utaka.

Árbitro: Hannes Kassik (EST). Mostró cartulina amarilla a Miguel Torres (min. 13) y Mané (min. 67) por parte del Getafe y a Djemba-Djemba por parte visitante (min.68)

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la fase de grupos de la Liga Europa, disputado en el Fionia Park ante cerca de 3.000 espectadores.

Pero con el paso de los minutos los daneses guiados por Toft comenzaron a equilibrar el duelo con más tesón que criterio. El manual de los de Henrik Clausen era rudimentario pero efectista. A base de lanzamientos de córner y faltas directas Sorensen acogotaba por momentos a la retaguardia getafense. Pero Boateng y Cata sostenían la tropa con solvencia y donde no llegaba su briosa disposición aparecía las manos de Ustari, especialmente firme y acertado. Un cabezazo de Utaka al palo justo al filo del descanso anunció el temporal que esperaba en la segunda mitad.

Las embestidas danesas arreciaron a medida que la escarcha caía sobre la zona de creación del Getafe. El ingenio y la lucidez de Parejo se fue congelando. El balón se despejó del suelo y comenzó a sobrevolar el área azulona. Ante semejante escenario tocaba apretar los dientes. Míchel decidió arroparse y tiró de la manta hacia atrás. Víctor Sánchez, Borja y Mosquera, entraron por Manu, Parejo y Albín. Pero la artillería antiaérea no resultó suficiente ante el asedio del Odense. Y en una de esas, cuando se había superado el minuto noventa, llegó el empate danés. Utaka se atravesó como una bala la defensa del Getafe y su pase de la muerte lo colocó en la escuadra Andreasen.

A partir de ahí, el partido pasó de jugarse en Odense a disputarse en Berna. Las cábalas del Getafe para llegar con vida a la última jornada incluían un patinazo del Young Boys ante el Stuttgart. El partido entre suizos y alemanes comenzó con media hora de retraso con respecto al del Getafe hasta que los operarios consiguieron descongelar el césped. Así que desde el calor de la caseta los de Michel asistieron a una especia de prórroga en la distancia mientras mitigaban la tiritona. El marcador en Suiza mantuvo la incertidumbre hasta los últimos diez minutos pero el Young Boys acabó goleando y el Getafe se quedó helado en Dinamarca. Justo el día que menos lo había merecido, el Getafe recogió con crueldad el resultado de su inoperancia en pasadas tardes europeas. El sueño acabó en convirtiéndose en una gélida pesadilla.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.