"Nos disgusta tanta diferencia entre Barça y Madrid y el resto"

Del Bosque habla del clásico, del Balón de Oro y de la selección en la presentación de un libro sobre su método

Vicente del Bosque descubrió el libro de El Conde Lucanor cuando tenía 17 años. Entonces le llegó casi por obligación, porque en la escuela le obligaron a leerlo. No sabía entonces aquel adolescente, hoy seleccionador de la España campeona del mundo , que el libro y sus enseñanzas iban a acompañarle en su carrera como entrenador. Muchos años después, siendo técnico del Real Madrid, Del Bosque acudió al libro para rescatar de su memoria un cuento sobre dos en un burro e ilustrar con él una polémica con unos cambios en el equipo.

El libro, un clásico del siglo XIV, se convirtió en librillo y las enseñanzas en método, una fórmula exitosa que llevó a Del Bosque a lo más alto tanto en el Madrid (dos Ligas y dos Champions, entre otros trofeos) como en la selección (el Mundial de Sudáfrica). Joaquín Maroto, periodista de As, presentó ayer en Madrid el libro El método Del Bosque, una recopilación de "las enseñanzas del Conde Lucanor aplicadas al fútbol, a la empresa y a la vida por el seleccionador de España".

"Hay cuestiones en la vida que son intemporales. Han pasado siete siglos desde el libro del Conde Lucanor y hay enseñanzas que son invariables", explicó ayer Del Bosque durante la presentación de la obra. El técnico, que dijo identificarse más "con Petronio que con Lucanor", habló del clásico y de las últimas derrotas de la selección , dos goleadas ante Argentina y Portugal . "Que gane el fútbol", dijo Del Bosque sobre el Barça-Madrid del próximo lunes. "Nos disgusta a casi todos que haya esta diferencia entre Barcelona y Madrid y el resto . Nos gustaría que hubiera más competencia. Pero la razón económica va distanciando a los clubes".

¿Y cómo ve a Guardiola y a Mourinho? "Dos entrenadores con fuerte personalidad, y que la han transmitido los dos a sus equipos. Los dos conjuntos juegan muy bien y representan lo que es el fútbol español. No hay entrenador único, todos valen. Unos creen en un entrenador autoritario, duro. Otros en un liderazgo compartido. Lo importante es que cuando un entrenador entre en el vestuario se note su presencia, y que cuando salga se mantenga el respeto. Lo más importante para un entrenador es tener el respeto de los jugadores".

Del Bosque explicó también que recientemente ha votado para la elección del Balón de Oro al mejor jugador de 2010. Como seleccionador nacional, no puede votar a ningún jugador español, así que lo ha hecho por dos extranjeros de la Liga española y un alemán. "Pero ojalá lo gane un jugador español. Los españoles han ganado el Mundial y por eso un español ha de ganar el Balón de Oro".

Las dos últimas derrotas han afeado el final de un curso glorioso para España. Del Bosque sabe, y lo repite constantemente, que "el halago debilita" y que la selección debe mirar al frente sin vivir de las glorias. "Que el éxito pasado y reciente no empañe nuestro futuro. El mayor culpable de estas derrotas soy yo, porque no he sabido buscar el punto de motivación necesaria. Son dos avisos serios. Ser campeones del mundo te da un plus de responsabilidad, y eso hay que llevarlo hasta las últimas consecuencias".

Vicente del Bosque, en la presentación del libro de Joaquín Maroto.
Vicente del Bosque, en la presentación del libro de Joaquín Maroto.REUTERS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción