Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAJA LABORAL 88 -ZALGIRIS KAUNAS 92

El Caja Laboral se complica el pase

Los bálticos hunden a los vascos en los rebotes

El Caja Laboral tropezó en su camino hacia la segunda fase de la Euroliga al perder en el Buesa Arena ante el Zalgiris Kaunas, 88-92, en un partido donde los lituanos fueron superiores en el juego interior y dominaron las zonas con 43 rebotes. Los bálticos dominaron la pintura con la terna Begic, Watson y Jankunas, 41 puntos entre los tres, y dieron la puntilla desde el exterior con los inspirados Pocius y Kalnietis, que anotaron treinta entre ambos.

El Baskonia no estuvo cómodo y se estrelló ante el orden y disciplina que llevaron a los lituanos a dominar tácticamente el partido. Por parte vitoriana los 24 puntos de Rancik fueron insuficientes para tener opciones al triunfo. El Caja Laboral sufrió de salida con la movilidad de Watson en su zona, seis puntos, pero con el poderío físico de la pareja Huertas-Ribas al mando del equipo le llevó a una máxima renta, 20-10 en el minuto siete.

CAJA LABORAL 88 -ZALGIRIS KAUNAS 92

Caja Laboral (22+19+22+25): Logan (7), Ribas (7), San Emeterio (5), Teletovic (17), Barac (4)-cinco inicial-, Huertas (14), Oleson (4), Haislip (3), Rancik (24), Bjelica (3).

Zalgiris Kaunas (24+19+21+28): Collins (4), Milankis (6), Salenga, Jankunas (12), Watson (11)-cinco inicial-, Delininkaitis (9), Klimavicius (2), Kalnietis (14), Begic (18), Pocius (16).

Árbitros: Ziemblicki (POL), Taurino (ITA), Maricic (SRB).

Incidencias: Cuarto partido de la fase regular de la Euroliga disputado ante 9.600 espectadores en el Buesa Arena de Vitoria.

La defensa zonal del Zalgiris y el ataque lituano liderado por Kalnietis y Begic hicieron posible un parcial 2-14 que cerró el primer acto 22-24. El segundo fue un intercambio de canastas donde los vitorianos no encontraron su patrón de juego y ofrecieron muchas facilidades en defensa. Ribas volvió a poner por delante a los suyos, 37-36, después de muchos minutos por detrás, pero los bálticos lograron llegar al descanso con una leve ventaja, 41-43.

Los vitorianos trataron de endurecer su nivel defensivo para frenar el desaguisado que los pívots Begic y Watson les estaban causando al enviar al banquillo a Barac con tres faltas en el minuto 23 para ya no volver a actuar. Martin Rancik recuperado de la lumbalgia, con diez puntos en el tercer periodo, sostuvo a un Baskonia incómodo sobre la pista que llegó al cuarto decisivo con un punto de desventaja, 63-64. El Zalgiris puso contra las cuerdas al Baskonia con siete puntos seguidos que le dispararon en el marcador, 68-73 a falta de seis minutos.

De nuevo Rancik, con dos triples, dejó el partido para resolver en los treinta segundos finales, 84-85 pero Huertas falló una entrada a canasta y el Zalgiris no perdonó con los tiros libres de Pocius, Delininkaitis y Jankunas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.