Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pierde a su estrella

La lesión de Izurieta en los Mundiales lastra al equipo, que va 18º y asegura sus opciones olímpicas

Los Mundiales de gimnasia no han podido empezar con peor pie para España. Ana María Izurieta, la mejor gimnasta del equipo, la única con ejercios de primer nivel y experiencia internacional suficiente, se ha lesionado en el primer ejercicio y ha lastrado el resultado del equipo.

España empezó la competición en el salto. Izurieta, cuarta en los Europeos del año pasado, cayó mal y acabó entre lágrimas en el hospital. "No sabemos todavía el alcance de la lesión. Le están haciendo pruebas", reconocía Pedro Mir, delegado del equipo en Rotterdam.

Izurieta, de 17 años, aspiraba a meterse en la final individual y soñaba con la de barra y suelo, sus mejores aparatos. Su lesión ha obligado a las otras cinco componentes del equipo, novatas en unos Mundiales y muy jóvenes, a competir bajo mayor presión. Toda la del mundo porque esta competición es la primera criba para los Juegos Olímpicos de Londres. Han resuelto la papeleta de forma digna, pero los 206,361 puntos quedan muy lejos de sus mejores actuaciones y, por supuesto, de la final del miércoles. Hace menos de un mes, en una competición amistosa superaron los 216, pero la ausencia de Izurieta ha pesado demasiado.

España acabó 18ª en la clasificación, por lo que tiene asegurado mantener el sueño olímpico. Los 24 primeros seguirán luchando por las 12 plazas para Londres el año que viene.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.