Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Chelsea no cede y el Liverpool se hunde

El líder de la Premier supera alArsenal, mientras el equipo de Torres, que se lesionó, cae a puestos de descenso tras perder 1-2 con el Blackpool.- De Jong manda al hospital a Ben Arfa con una dura entrada

Intratable como está, el Chelsea sigue lanzado en el liderato de la Premier inglesa tras lograr su sexto triunfo en siete partidos. Hoy le ha tocado al Arsenal el papel de víctima del equioo de Carlo Ancelotti, al que derrotó 2-0. Ambos tantos aceptan el calificativo de golazos. Drogba, máximo realizador del torneo junto a Berbatov y Malouda, todos con seis dianas, logró el primero con un genial taconazo a centro de Ashley Cole. Cerca del final, el brasileño Alex hizo el segundo al colar una falta en la escuadra de la portería del meta polaco Fabianski.

El éxito del Chelsea contrasta con un nuevo fracaso del Liverpool, que cayó en Anfield ante el Blackpool. Con un solo triunfo en siete partidos, el equipo de Hodgson ocupa el antepenúltimo puesto de la clasificación. Adam de penalti y Varney marcaron por el Blackpool, mientras Kyrgiakos acortó distancias para el Liverpool, que pagó cara la lesión de Fernando Torres. El delantero español tuvo que retirarse a los 10 minutos por un problema en los adductores. Su participación con la selección en los dos próximos compromisos, ante Lituania y Escocia, está en el aire.

El Chelsea se afianza como líder y tras él viaja el Manchester City, que tiene cuatro puntos menos (18 por 14). El City derrotó 2-1 al Newcastle en un partido que, sin embargo, será recordado por la lesión de Ben Arfa, provocada por una brutal entrada de De Jong, centrocampista holandés del Manchester, que obligó a aquél a dejar el terreno de juego e incluso a necesitar oxígeno en el césped mientras le atendían los integrantes del cuerpo médico de su equipo. Ocurrió en el minuto tres, cuando De Jong entró por detrás al jugador del Newcastle, y le golpeó de forma brutal en la rodilla. Ben Arfa fue trasladado al hospital, donde se le realizaron pruebas para conocer el alcance de la fractura. El agresor ni siquiera vio la tarjeta amarilla. De Jong es el mismo que en la final del Mundial pateó al español Xabi Alonso en el pecho. Tampoco entonces fue expulsado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.