SERBIA 73 -CROACIA 72

Las cicatrices de Serbia

La selección serbia gana a Croacia y logra el pase a cuartos de final

Tenía todas las de ganar Serbia en ese final tan apretado porque en las situaciones límite es donde mejor se maneja la selección de Ivkovic, un grupo históricamente con muchos costurones, acostumbrado a fajarse en los momentos más crudos. Una victoria por un punto en una eliminatoria de un Mundial es a veces la diferencia entre los chicos mayores y los pequeños. Croacia fue un equipo mucho más revoltoso, revolucionado al toque de corneta de Ukic y Popovic, el gran agitador de todo el partido y el máximo anotador, e incluso superior en el rebote, a ratos de manera abrumadora. Pero le faltó cuerpo y un punto de pausa para atacar el aro serbio.

Serbia parecía querer comerse el plato sin prisas. Entre la calma de Teodosic y la labor de zapa de Krstic y Perovic en el centro de la zona remontaron el fulgoroso inicio de Croacia, que pretendió meterle marcha el encuentro. Pero Serbia no es un equipo que suela ponerse nervioso ni se asuste a las primeras de cambio. En el torneo ha cogido velocidad después de recuperar la batuta de Teodosic y la carga física de Krstic, ambos sancionados al principio por sus malos modos. El pívot y Perovic se comieron a Tomic, todavía muy tierno para las grandes plazas. El chico brilló con un tapón a Krstic, pero le falta rodaje y cae en muchas trampas. En cierto modo, es un símbolo de esta Croacia.

SERBIA 73 -CROACIA 72

Serbia (19+15+20+19): Teodosic (3), Rasic (15), Bjelica (3), Krstic (16) y Velickovic (7) -equipo inicial-, Tepic (2), Paunic (2), Markovic (2), Savanovic, Keselj (5), Perovic (10) y Macvan(8).

Croacia (27+9+14+22): Ukic (11), Bogdanovic (9), Tomas (6), Tomic (6) y Banic (10) -equipo inicial-, Popovic (21), Kus y Loncar (9).

Árbitros: Christiano Maranho (BRA), Anthony Jordan (USA) y Scott Butler (AUS). El croata Loncar fue eliminado por cinco personales. Incidencias: Partido correspondiente a los octavos de final del campeonato del Mundo de baloncesto disputado en el Sinam Erdem de Estambul ante 7.000 espectadores.

Más información

Una vez Serbia se hubo olvidado de la empanada del primer cuarto (solo dos rebotes) y cerró su defensa, se puso al frente. Hizo valer el mejor criterio de Teodosic y un juego interior con más efectivos frente a una Croacia tan revoltosa que en ocasiones tenía un punto infantil y que se obcecó desde el perímetro: cinco triples de 24 intentos. El equipo está en proceso de formación, y unos octavos de un Mundial no dan para aprendizajes.

El corazón indomable de Popovic, que manejó al equipo y estuvo muy afilado en el tiro, igualó el encuentro a 72 puntos con balón para Serbia después de una pérdida impropia de Teodosic. Rasic se ganó entonces dos tiros libres a falta de un segundo. Suficiente. Popovic acabó llorando y Serbia dejó el primer cadáver de los octavos.

El croata Popovic se lamenta la árbitro por una acción del juego
El croata Popovic se lamenta la árbitro por una acción del juegoAP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción