Brasil pone contra las cuerdas a Estados Unidos

El conjunto carioca falla la última posesión que le habría llevado a la prórroga (70-68) después de someter a los estadounidenses

Estados Unidos bajó de un plumazo a la tierra y si no perdió su primer partido fue por los pelos. El aro escupió en el último segundo el lanzamiento de Barbosa que habría supuesto la prórroga y Brasil se quedó sin la gloria tras un ejercicio sublime. Nadie había tuteado a los norteamericanos, que sacaron 28 puntos a Croacia y 22 a Eslovenia como si nada. Pero frente a Brasil fue otro cantar y se demostró que tienen defectos. Estuvieron buena parte del choque por debajo y tan solo un maravilloso Durant (27 puntos y 10 rebotes) consiguió salvarles el cuello.

Brasil se vistió de Estados Unidos y empleó sus armas: mucha rapidez y juego desde fuera. Barbosa y Huertas fueron un relámpago en las contras mientras a los estadounidenses les costaba marcar a unos rivales siempre en movimiento (22-28). El conjunto norteamericano supo que tendría que arremangarse en la defensa.

EE UU 70 - Brasil 68

Estados Unidos: (22+21+18+9): Billups (15), Durant (27), Rose (11), Iguoala (3) y Odom (8) -equipo inicial-, Westbrook (2), Gay (1), Gordon, Love (3) y Chandler.

Brasil: (28+18+13+9): García (5), Huertas (8), Barbosa (14), Vieira (16) y Splitter (13) -equipo inicial-, Machado (7), Becker, Giovannoni (5) y Batista.

Arbitros: Romualdas Brazauskas (LTU), Christos Christodoulou (GRE) y Stephen Seibel (CAN). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo B, con sede en Estambul, del Mundial de baloncesto que se juega en Turquía, disputado ante 12.500 espectadores.

Los de Krzyzewsky aguantaron con Durant y Billups, que sacó los galones en algunos ataques, pero les faltó madera bajo los aros. Van cortos de pívots y, cuando Odom tiene el día malo y enfrente hay gente como Splitter, se nota. El equipo demuestra poca compenetración. A veces los jugadores van por libre y los del banquillo solo aportaron seis puntos.

Pero esa intensidad era difícil de conservar y Brasil bajó el pistón. Los triples dejaron de entrar con tanta frecuencia y Estados Unidos sudó en la defensa. Durant cambió el paso (52-50) y a partir de entonces su conjunto se movió ya con pequeñas ventajas.

Las pérdidas y las imprecisiones se sucedieron hasta el final. Brasil tuvo la prórroga en sus manos, pero perdonó. Estados Unidos, al menos, ya sabe que el Mundial no será un paseo.

El brasileño Tiago Splitter disputa un balón entre dos jugadores estadounidenses en el partido de primera ronda del mundial que ha enfrentado a ambas selecciones.
El brasileño Tiago Splitter disputa un balón entre dos jugadores estadounidenses en el partido de primera ronda del mundial que ha enfrentado a ambas selecciones.EFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50