Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA | OSASUNA 0 - ALMERÍA 0

Dudas en Osasuna

Los rojillos mejoran su imagen con respecto a la pretemporada pero no consiguen marcar un gol al Almería (0-0)

Necesitaba Osasuna borrar las carencias mostradas durante una pretemporada exasperante ante un Almería siempre bien dispuesto y organizado. Y lo logró en parte, dejando síntomas de mejoría gracias a la proyección por las bandas y a la firmeza defensiva. Pero en el aire permanecen las dudas producidas por las limitaciones ofensivas, la falta de remates claros y la precipitación de los futbolistas de segunda línea, siempre más dispuestos a resolver a contrarreloj que a pensar un último pase.

Durante el primer arreón del encuentro, el Almería planteó un choque divertido y arriesgado, con dos aproximaciones peligrosas de Crusat y Corona antes de cumplirse los seis minutos. Pero pronto los destellos iniciales se borraron y llevaron el partido a una densidad plomiza.

Osasuna 0 - Almería 0

Osasuna: Ricardo; Damiá, Sergio, Josetxo (Miguel Flaño, m.64), Monreal; Juanfran, Soriano, Nekounam (Puñal, m.84), Camuñas; Pandiani y Aranda (Lekic, m.72).

Almería: Diego Alves; Carlos García, Acasiete, Jakobsen; M'Bami, Bernardello, Juanma Ortiz; Piatti, Vargas (Michel, m.80), Crusat; y Corona (Ulloa, m.57).

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité Catalán). Expulsó con roja directa al jugador del Almería Carlos García (m.93). Amonestó a Sergio (m.23), Camuñas (m.45), Lekic (m.75) y Puñal (m.86), de Osasuna, y a Vargas (m.25), del Almería.

Incidencias: Partido de la primera jornada de Liga disputado en el estadio Reyno de Navarra ante 14.147 espectadores.

El conjunto local secó pronto el centro del campo andaluz y, sin grandes alardes, pero con continuidad e insistencia, fue llevando la presión hasta el área de Diego Alves, mal cubierto en el flanco derecho por Mbema. Pero el dominio no lleva a nada si detrás de la apariencia no existe un plan determinado. Y Osasuna sigue basculando entre el ataque rápido y por las bandas, su mejor baza sobre todo cuando Juanfran esté afinado, y la directa, que machaca físicamente a Aranda y Pandiani sin obtener réditos de su doble juego. Pero ni la entrada de Lekic, el sosias de Milosevic tan esperado por la afición rojilla, sirvió para batir a un Almería cada vez más agazapado y conformista. El grupo de Lillo no chutó a puerta en los 90 minutos, un dato significativo de su planteamiento.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.