Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA | REAL SOCIEDAD 1 - VILLARREAL 0

Estreno triunfal

La Real Sociedad supera al Villarreal en su vuelta a la categoría

Tres temporadas después, regresaba a Primera la Real Sociedad, un clásico de la Liga. Y lo hizo con éxito, contestando con orden y pasión a la dulzura descafeinada de un Villarreal correcto al que le sobraron toques y le faltó pegada. A pesar de que muchos de sus futbolistas se estrenaban en la máxima categoría, la Real demostró ser un equipo con poso y con peso. El que da la zamarra de un club con historia. Le bastó un gol de Xabi Prieto para conseguir el primer paso de un largo camino en el que no le faltará sufrimiento, como el que le hizo pasar el Villarreal en el último tramo, en el que terminó con cuatro delanteros.

El Villarreal de siempre, para lo bueno y lo malo, el de las posesiones eternas, se topó con una Real Sociedad ilusionada, con el ánimo crecido por su reencuentro con la élite, con las líneas juntas. Concentración en la defensa y transiciones rápidas contrapuso la Real para anular la precisión de un Villarreal tan cómodo en el dominio como inocuo en el ataque. En los albores del área donostiarra se combinaban una y otra vez los Cani, Cazorla, Borja Valero y Rossi, el único amarillo en el ataque, con sutiles formas, sin encontrar los espacios necesarios en las zonas calientes, empecinado en penetrar por el centro.

Real Sociedad 1 - Villarreal 0

Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Ansotegi, Mikel González, De la Bella; Rivas, Aranburu, Sutil, Xabi Prieto, Zurutuza (Viguera, min. 70); Joseba Llorente (Tamudo, min. 77).

Villarreal: Diego López; Capdevilla, Marchena, Musacchio, Angel; Senna (Rubén, min. 77), Bruno, Cazorla (Nilmar, min. 59), Borja Valero, Cani (Jeffrey Montero, min. 59); Rossi.

Arbitro: González González (Castilla- León). Amonestaciones a Cazorla, Marchena, Capdevilla, Llorente, Rivas y Zurutuza.

Goles 1-0, min. 58: Xabi Prieto.

Incidencias: 25.000 espectadores en el estadio de Anoeta que estrenó un nuevo sistema de publicidad dinámica digital.

Nada se escapó del guión. La Real aplicaba rapidez de acción en las salidas a la contra y los centros laterales en movimiento o a balón parado inquietaban en cierto modo al Villarreal. Joseba Llorente, motivadísimo ante el que fue su equipo en las dos últimas temporadas, era el destinatario principal de tales servicios aéreos. El Villarreal se quedaba en el casi, faltándole siempre un centímetro, un segundo, para concluir con éxito lo que bien anunciaba.

El arranque apasionado de la Real en el segundo periodo le produjo rédito con prontitud, en una acción de calidad que bien podría firmar el Villarreal. Culminó Xabi Prieto una combinación con Joseba Llorente, cuya posición inicial se intuía en fuera de juego. El delantero guipuzcoano devolvió de talón una pared perfecta con Prieto. El pasado amarillo de Llorente le ha dejado poso. Con la desventaja en el marcador, Juan Carlos Garrido movió ficha con la entrada de Jefferson Montero, Nilmar y Marco Ruben. No se arrugó Martín Lasarte, que introdujo a Griezman, Viguera y Tamudo, en su estreno en su nuevo equipo tras una vida dedicada al Espanyol. Otro clásico de la Liga. Como la Real, que vuelve con fuerza y éxito a una categoría que añoraba.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.