FÚTBOL | PREMIER LEAGUE

El Manchester deja solo al Chelsea

Los de Ferguson empatan ante el Fulham (2-2) y los de Ancelotti se ponen líderes de la Premier

El empate del Manchester United (2-2) frente al Fulham ha puesto al Chelsea al frente de la tabla tras la segunda jornada de la Premier League como líder en solitario. Los diablos rojos no pudieron pasar de las tablas en un encuentro que tuvieron controlado en la primera mitad pero que pudieron perder en la segunda.

En el primer periodo los visitantes tomaron el mando del choque desde el pitido inicial. Una clara ocasión de Berbatov en un remate de chilena fue el aviso para que un minuto después el veterano Scholes adelantara a los suyos con un durísimo disparo desde fuera del área.

El resto del primer acto estuvo marcado por el dominio del Manchester que pudo aumentar su ventaja aunque Etuhu estuvo a punto de empatar a la media hora. Tras la reanudación cambió el panorama y fue el Fulham el que buscó el empate, aunque careció de claridad en los metros finales. Con igualada en el marcador se llegó a los minutos finales, que fueron de infarto.

A cinco minutos del final un autogol de Hangeland parecía que daba los tres puntos a los visitantes pero un minuto después Nani desperdiciaba un penalti y la oportunidad de sentenciar el encuentro. Fue en el tiempo de descuento cuando el fútbol hizo justicia y Hangeland enmendó su desafortunado error dando el definitivo empate a su equipo con un gran remate de cabeza a la salida de un corner.

El Newcastle goleó con facilidad (6-0) en San James Park al Aston Villa gracias a la gran actuación Andrew Carroll, que firmo un hat trick, y contribuyó a que estrenaran su casillero de victorias en el año de su regreso a la Premier League tras su descenso a la First Divison hace dos temporadas.

Pese a la superioridad local que refleja el resultado, el Aston Villa pudo adelantarse en el marcador a los diez minutos del inicio pero el ex valencianista John Carew desperdició un penalti. La reacción blanquinegra no se hizo esperar y dos minutos después el Barton adelantaba en el luminoso a los de Chris Hughton. El Newcastle no se conformó con esta mínima ventaja y continuó atacando frente a un Aston Villa que apenas se acercaba al área local.

El premio a la insistencia de los locales llegó a la media hora de partido cuando en tres minutos Nolan y Carroll sentenciaban el partido a falta de una hora para la conclusión. Los tantos de nuevo de Carrol en dos ocasiones y Nolan en la segunda mitad completaron la goleada y terminaron con las pocas ilusiones de un Aston Villa que terminó por tirar la toalla.

Paul Scholes, durante el partido ante el Fulham.
Paul Scholes, durante el partido ante el Fulham.REUTERS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS