Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia será el rival de España en la final del Europeo Sub-19

La anfitriona venció 2-1 a Croacia, la sorpresa del torneo / Los croatas se adelantaron en el minuto 4

La selección encargada de organizar el campeonato ha conseguido su pase a la final tras remontar un tempranero gol de Croacia, por lo que será el rival de España en el partido que cerrará el torneo el próximo viernes. Tras apabullar a Austria (5-0) y Holanda (4-1) en la fase de grupos y lograr ante Inglaterra un empate que les clasificaba automáticamente para las semifinales, los galos llegaban como claros favoritos ante una Croacia que disputaba su primera fase final de un Europeo Sub-19. Sin embargo, aparentemente cómodos en su papel de equipo revelación, los croatas se adelantaron en el marcador en el minuto 4, antes de que se desperezara el partido, merced a un gol de cabeza de Ademi, que se adelantó a la dormida defensa francesa.

Los anfitriones, claramente superiores, comenzaron a imponer su juego ante una Croacia que defendía más por acumulación de hombres que por rigor posicional y cuya única salida de balón consistía en los desplazamientos largos que Vukusic se veía obligado a pelear en batallas condenadas al fracaso. Francia, pese a tener el control del balón, no lograba trenzar ocasiones claras y tuvo que esperar para crear peligro a una genialidad de su número 10, Sunu, que envió un disparo al palo derecho de la portería defendida por Delac. Fue un error de la defensa croata, mortales cuando suceden con el equipo tan metido atrás, el que propició el tanto del empate en el minuto 37. Un balón más despejado por la zaga le cayó franco a Kakuta -el futbolista del Chelsea por cuyo fichaje se sancionó al equipo londinense sin poder adquirir jugadores durante dos años (pena que ya le ha sido retirada)- que encontró con facilidad el fondo de la red.

En la segunda parte la tónica continuó siendo la misma. El paso de los minutos dio aparición al cansancio y a los consecuentes espacios, que daban alguna oportunidad a Croacia pero en los que Francia, físicamente superior, se seguía sintiendo más cómoda. El árbitro pudo expulsar en apenas 5 minutos al lateral derecho croata, Nego, por sendas faltas a Sunu, al que era incapaz de controlar, pero ha sido una acción individual de Coquelin la que ha decidido el partido. En una arrancada de potencia y técnica individual, cuando el fantasma de la prórroga comenzaba a tomar forma, desbordó el centro del campo de Croacia y asistió al recién ingresado Bakambu, que cogió al portero mal ubicado y cruzó el balón al palo largo, lejos de su alcance.

Croacia trató de recomponerse y devolver el empate al marcador, pero con más corazón que capacidad no logró inquietar a la defensa francesa. Sin la brillantez y la clarividencia de otros partidos Francia, una de las grandes favoritas antes de empezar el campeonato, lograba el pase a la final, en la que se medirá a la España de Thiago y Canales, dos de las sensaciones del torneo. Sin embargo, la selección de Sunu y Coquelin no se lo pondrá fácil.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.