Alonso: "Si Valencia y Silverstone hubieran sido carreras normales, ahora mismo hablaría como líder"

A pesar de los 47 puntos que le separan del líder, el español confía más que nunca en las prestaciones de su Ferrari

Fernando Alonso no se da por vencido, al menos de puertas hacia afuera, y se considera capaz de recuperar los 47 puntos (18 con el sistema de puntuación que se empleaba hasta el año pasado) que le separan de la primera plaza, en las nueve carreras que faltan para que el campeonato ponga el cerrojo en Abu Dhabi el 14 de noviembre. En los dos últimos grandes premios, el F10 del asturiano y de Felipe Massa incorporó una serie de mejoras que le permitieron dar un considerable salto cualitativo, sobre todo en lo relativo a la aerodinámica y las suspensiones.

El problema, sin embargo, radica en que ese paso adelante no se ha visto reflejado en los resultados obtenidos. En Valencia (27 de junio), varias desdichas le llevaron e terminar el octavo cuando bien podría haberlo hecho el tercero, mientras que en Silverstone (11 de julio) concluyó el 14º tras llevar a cabo una salida calamitosa (arrancó el tercero pero tomó séptimo la segunda cuerva) y ser sancionado después por adelantar irregularmente a Kubica.

"Si Valencia y Silverstone hubieran sido dos carreras normales, puede que ahora estuviera aquí, sentado, hablando como líder de la clasificación general", se defendió Alonso. Un par de horas antes, durante la rueda de prensa organizada por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Michael Schumacher fue el centro de atención por aquello de corre en su país y por hacerlo después de tres años de ausencia.

Preguntado acerca de los máximos favoritos por la corona, el alemán citó a Webber y Vettel, los dos pilotos de Red Bull, y a Button y Hamilton, los dos de McLaren, pero no metió en ese grupo al corredor de Ferrari. "Intentaré hacer cambiar de opinión a Schumacher en las próximas tres o cuatro carreras", contestó el español. "Queda mucho por delante y esto no se decidirá hasta dos o tres pruebas antes del final. Además, como dije después de Silverstone, estoy muy contento con el Ferrari. Los puntos con respecto al líder han ido a más, pero tenemos un buen coche, estamos muy fuertes y estoy seguro de que podemos pelear por el título", zanjó Alonso, que, además, confirmó que mañana pondrá a prueba las últimas mejoras diseñadas para el F10, que, básicamente, giran entorno a un nuevo difusor.

Fernando Alonso
Fernando AlonsoGETTY IMAGES

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS