Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRMULA UNO | GP DE INGLATERRA

El Red Bull es inagotable

Vettel logra en Silverstone su quinta pole, la novena para el equipo Red Bull, por delante de Webber, Alonso y Hamilton

A medida que avanza el Mundial de fórmula uno se constata que la capacidad de evolución que esconde el equipo Red Bull parece inagotable. El RB6 diseñado por Adrian Newey es el prototipo más rápido de la parrilla, al menos en términos de velocidad absoluta, y si Mark Webber o Sebastian Vettel no lideran la clasificación general es debido a la falta de fiabilidad que ha exhibido el monoplaza en algunos momentos puntuales. Sin embargo, a una vuelta el coche es invencible, circunstancia avalada por las nueve pole position que acumula la escudería de Milton Keynes tras las diez primeras carreras, en las que, además, también cuenta con cinco dobletes en parrilla.

En un escenario tan destacado como el circuito de Silverstone, Vettel, el primero, y Webber, el segundo, han logrado el último , ambos por delante de Fernando Alonso, un segundo más lento que ellos, y Lewis Hamilton, que partirá desde la cuarta plaza. Pedro De la Rosa ha logrado clasificarse para la criba decisiva por primera vez esta temporada y mañana arrancará el noveno. Jenson Button, el vigente campeón, ha acusado los problemas que han acompañado a McLaren desde el viernes, y comenzará la carrera desde la 14ª plaza, mientras que Jaime Alguersuari lo hará desde la 18ª.

La mayoría de las escuderías tienen su cuartel general por los alrededores de este trazado inglés, muy propicio para incorporar los últimos avances desarrollados en las fábricas. Sin embargo, no a todos los equipos les ha salido bien la jugada y McLaren es el ejemplo más evidente de ello. En Woking llevaban días trabajando en una nueva disposición de la parte posterior del MP4-25, con unos escapes bajos y un nuevo alerón. Tras incorporarlo el viernes, los tiempos registrados por Hamilton y Button provocaron una tiritona en el muro, y eso ha obligado a que los mecánicos hayan tenido que trabajar durante toda la noche para darle la vuelta a gran parte del coche para, de esta forma, dejarlo como antes. En Red Bull eso no pasa. Las piezas que se colocan en Milton Keynes, a menos de media hora del circuito, encajan perfectamente en el coche, que se pone a volar nada más pisa el asfalto como, una vez más, se acaba de comprobar.

"Tuvimos un buen fin de semana en Canadá y en Valencia, y aquí vamos igual, justo por detrás de Red Bull. Soy optimista de cara a mañana, creo que tenemos opciones de lograr un podio que sería muy bueno. Me gustaría poder poner en aprietos a los Red Bull, aunque creo que será complicado", ha dicho Alonso, contento con el rendimiento de su F10, a la vez que comedido, consciente como es el asturiano que sólo un fallo del RB6 o un error de sus pilotos, puede acercarle a la victoria. Al menos, de momento.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.