TENIS | WIMBLEDON

Escabechina de españoles

Verdasco y Almagro, entre los nueve derrotados en la jornada

De trece españoles que salieron a la pista en la segunda jornada de Wimbledon, solo cuatro (Rafael Nadal, David Ferrer, Marcel Granollers y Arantxa Parra) vencieron sus partidos. Fue lo que se dice una escabechina. Lució el sol veraniego sobre las pistas de Londres. Empezaron a quemar los rayos la verde hierba. Pusieron en movimiento los españoles sus blancas zapatillas, y uno tras otro se fueron despidiendo Fernando Verdasco, Nicolás Almagro, Guillermo García-López, Óscar Hernández, Daniel Gimeno-Traver, Pere Riba, Guillermo Alcaide, Juan Carlos Ferrero y Anabel Medina.

Cuando ya la noche caía sobre Wimbledon, Verdasco, barbudo y melenudo como un guerrillero, tenía que pedirle al fisioterapeuta que intentara arreglarle las maltrechas uñas de los pies. El madrileño, que defendía los octavos de 2009 y que ahora se arriesga a perder su puesto entre los diez mejores, cayó ante el italiano Fabio Fognini por un marcador global de 7-6(9), 6-2, 6-7 (6) y 6-4.

Más información
El partido de nunca acabar

"Llegué sin mucho ritmo, no en las mejores condiciones, y él ha jugado un gran tenis", explicó Verdasco. "Se ha visto que no estaba bien metido en el ritmo de competir en hierba. Después de romperme la uña en París estuve diez días sin entrenarme ni jugar. En la movilidad no me encontraba muy bien, no recuperaba pista, y así en hierba es muy difícil ganar. En otro dedo me ha salido una ampolla.

Me duele todo: la uña, el adductor de la pierna derecha, el codo del brazo izquierdo...", prosiguió el tenista, duda en consecuencia para jugar contra Francia los cuartos de la Copa Davis (7 al 11 de julio). "Físicamente estoy bastante jodido. Intentaré recuperarme lo antes posible. He jugado porque era Wimbledon. Si no, esta semana no hubiera jugado: ya entrenando, la uña me dolía mucho. El adductor me molesta bastante. Estoy con bastantes problemas".

La de Verdasco no fue la única derrota inesperada: Almagro, protagonista de una brillante temporada de tierra, también perdió en primera ronda ante el italiano Seppi (7-6, 7-6 y 6-2), igual que Ferrero, que perdió contra el belga Malisse 2-6, 7-6, 6-7, 6-4 y 1-6. "Sabía que era un partido complicado", concedió el valenciano, que se enfrentaba a un especialista en hierba. "En Halle jugué muy mal. Aquí, no. Ha sido un partido desaprovechado: en el quinto set no sé...es difícil de explicar. Hice lo difícil, el break. Luego, no me he encontrado bien con el servicio, no me ha ayudado. No sé decir qué ha pasado. Todo ha ido muy rápido. En seguida estaba 5-1 en contra. Estoy un poco descolocado".

Fernando Verdasco.
Fernando Verdasco.AP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS