Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Fallece John Wooden, una leyenda del baloncesto universitario

Ganó 11 títulos con UCLA, siete consecutivos, con una racha de 88 partidos invicto

John Wooden, uno de los más legendarios entrenadores de baloncesto, falleció ayer a los 99 años en el Centro Médico Ronald Regan UCLA, en Los Ángeles, donde fue internado el pasado 26 de mayo. Wooden condujo al equipo de la universidad de UCLA a ganar diez títulos, siete de ellos consecutivos entre 1967 y 1973. A lo largo de sus 27 años de entrenador de los Bruins de UCLA se ganó el apodo de Mago de Westwood porque ganó 620 partidos, incluidos los 88 de manera ininterrumpida en una racha que hizo historia. Entre otros grandísimos jugadores dirigió a Kareem Abdul-Jabbar y Bill Walton, que luego triunfaron plenamente en la NBA.

Abdul-Jabbar resumió la valía de Wooden: "Es muy difícil hablar de él como de un simple entrenador, porque siempre fue una persona con muchas inquietudes que enseñó de una manera muy simple. Simplemente utilizó el deporte para enseñarnos cómo actuar ante cualquier tipo de situación en la vida". El entrenador fallecido fue un maestro que utilizó simples sentencias e hizo famosa su Pirámide del Éxito, una suerte de decálogo que se convirtió en uno de los más conocidos no sólo por los entrenadores sino también difundido y estudiado en muchas escuelas de negocios. Esa pirámide se basaba en conceptos como la fe, la paciencia y la lealtad y en la punta de la misma situaba la grandeza competitiva.

Nacido el 14 de octubre de 1910 en Hall, Indiana, se inició en el deporte en la High School de Martinsville y en la Universidad de Perdue con la que ganó el título. Luego se graduó en Lengua Inglesa y fue director deportivo de la Universidad de Indiana State entre 1946 y 1948. Jugó pen una incipiente liga profesional con los Indianapolis Kautskys, mientras impartía clases y entrenaba en high school. En 1942 se alistó en la Armada de los Estados Unidos y fue teniente durante la Segunda Guerra Mundial.

Es miembro del Hall de la Fama como jugador desde 1961 como entrenador y desde 1973 como entrenador, algo que sólo han logrado Lenny Wilkens y Bill Sharman. Su fallecimiento ha causado una gran conmoción en Estados Unidos y varias decenas de personas se han congregado por la noche en la Universidad de California del Sur portando velas y pancartas en su recuerdo.