Quirós pasa al ataque

El español protagoniza un gran final de vuelta con cuatro bajo par en los tres últimos hoyos e iguala el récord del campo para un total de -13, a tres golpes de los líderes

"Parece mentira pero al final esto del golf es meter putts y yo hoy excepto dos para par que he metido buenos, el resto  han sido todos medios, cerca del hoyo, tocaba hoyo pero al final no entraban". Así se mostraba Álvaro Quirós en la zona de prensa al terminar su tercera vuelta en el Madrid Masters que se celebra en el campo de la Real Sociedad Española de Hípica (guía gráfica del campo). Cualquiera diría que el español venía de hacer una vuelta de ocho bajo par para igualar el récord del campo, ponerse con -13 y quedarse a tres golpes de los líderes, el inglés Luke Donaldy el joven galés Rhys Davies.

Quirós ha llevado a cabo un final espectacular, con un eagle desde fuera de green en el 18, en un golpe difícil, pegado a la carpa de invitados, un toque de calidad que ha levantado al público y ha completado un ataque final que venía precedido de dos birdies en los dos hoyos anteriores. Esta reacción es más meritoria si se tiene en cuenta que venía de hacer un bogey en el 15, "merecido", según el español, por una mala salida con la madera 5 y tras otro de esos putts que se le están escapando últimamente.

Más información

Aun así, Quirós quiere más: "He jugado muy bien los tres días, tres días luchando y tocando bien la bola, pero no he conseguido poner mi nombre entre los líderes", aseguraba ante los periodistas con la misma sonrisa que ha mantenido ante el 'acoso' de los cientos de aficionados que le han retenido al final de la vuelta y a los que ha agradecido en todo momento su apoyo, con esa simpatía que cautiva aquí y en EE UU.

Con unos líderes en -16 se puede pensar que el campo, cuya preparación ha sido alabada por todos los profesionales presentes esta semana en Madrid, está fácil. Nada de eso. Tras ser preguntado por las ventajas que tiene un gran pegador como él en un campo con pares cuatro cortos, Quirós matiza: "El campo está muy bien preparado y el rough está denso, ¡Ojalá mañana el campo me devuelva los golpes que me debe! En este campo se pueden hacer pocas si vas por la calle".

Y eso es, precisamente, lo que hace  Luke Donald, líder tras la tercera jornada con una vuelta de cuatro bajo par para un total de -16. El inglés, decimotercero del mundo, es un jugador recto, regular y sólido que no paga el peaje de tirar los segundos golpes desde un rouhg muy exigente y desde el que es complicado parar la bola en el green. Donald resumía así sus sensaciones: "Ha sido una vuelta sólida a pesar de no haberle pegado a la bola tan bien como ayer, no ha sido mi mejor golf. He jugado mejor los nueve primeros; siempre es bueno no cometer bogeys aunque creo que debería haber hecho un par más de birdies. Creo que mi actitud es buena, prueba de ello es que mantengo el liderato después de lo que ocurrió la semana pasada", cuando el británico perdió el BMW PGA en Wentworth, un torneo que se le escapó de las manos al final.

En la jornada del domingo será el hombre a batir como bien apunta Quirós, que analiza al resto de rivales para el día decisivo: "Donald no es un cualquiera, está en el top 15 del mundo y es raro verle en problemas, soy realista y este campo le va. Y Davies (co líder con -16) está jugando muy sólido, igual que Francesco Molinari" (-14). El italiano, campeón de la Copa del Mundo junto a su hermano Edoardo,  es amigo del golfista español, con quien compartirá mañana la última vuelta y con el que ya jugó los dos primeros días en los que se les vio en un ambiente distendido y bromeando continuamente.

Quirós, que no ha descartado una última vuelta de 62 o 60, siempre que el campo se porte mejor con él :"He pegado tres golpes realmente malos y he pagado cada golpe malo que he dado. Cuando me he metido en problemas he pagado el peaje", ha asegurado antes de confirmar, entre risas, que mañana partirá de rojo y blanco en homenaje a su equipo del alma y, aunque no se atrevía a lanzarse y se ha mostrado muy precavido ("Yo estoy contento y... ¡Virgencita que me quede como estoy!") tiene la mirada del que espera algo más.

Con Sergio García y Miguel Ángel Jiménez fuera del torneo al no pasa el corte tras la segunda jornada, la presencia de Quirós en uno de los partidos estelares es una garantía de espectáculo, presencia de público y un respiro para su compañero y amigo Gonzalo Fernández Castaño, que compagina su participación en el torneo con la organización del mismo. Castaño, que ayer se agarró al campo para terminar -2 y pasar del corte a pesar de haber estado cuatro sobre par, ha terminado con -5 en el día, -7 en el total, satisfecho con una vuelta que se conforma con repetir mañana, según ha comentado en la rueda de prensa de presentación de la fundación que lleva su nombre, dedicada a los más desfavorecidos.

Queda por ver si Coto Pesadilla, el nombre de la finca en la que se ubica el campo, se convierte en el escenario de una nueva victoria española en el Circuito Europeo.

Álvaro Quirós juega su golpe en el hoyo 16 durante la tercera ronda
Álvaro Quirós juega su golpe en el hoyo 16 durante la tercera rondaGETTY

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50