Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SELECCIÓN ESPAÑOLA

"Hemos empezado perezosos"

Del Bosque reconoce que el equipo notó la falta de sincronía

"Estamos muertos" decían los jugadores al salir del estadio Tívoli, con la sonrisa ladeada, señalando las piernas endurecidas por la fatiga. "La semana de doble sesión se ha notado", apuntaban. En la expedición nadie se fue muy conforme al autobús. Tampoco Vicente del Bosque, que sin embargo destacó que del partido contra Arabia extraía "más conclusiones positivas que negativas". El seleccionador precisó que de todas las lecturas optimistas, la más importante era el estado de forma de Iniesta, uno de esos casos extraordinarios de habilidad para el último pase. "Ha sido un partido testimonial porque no estábamos físicamente al 100%", comenzó Del Bosque. "Lo más destacable es el regreso de Iniesta, que ha jugado a un buen nivel después de mucho tiempo sin poder hacerlo".

"Ellos nos han presionado muy arriba pero quizá ha sido más por deméritos nuestros que por méritos del rival... Hemos empezado perezosos", observó el técnico. "Hemos jugado demasiadas veces para atrás y eso en lugar de desahogarnos nos ha complicado un poco", añadió el seleccionador, que hizo debutar a Pedro y Javi Martínez, y ya van 14. Iniesta, pálido a pesar del sol de la primavera, se puso bajo los focos de las cámaras y analizó el partido con sentido crítico: "Nos han apretado arriba y no lo esperábamos tanto. Nos ha costado encontrar las líneas de pase y llegar arriba con más claridad. Cuando el equipo lo ha conseguido nos hemos encontrado más cómodos. Pero ellos han hecho un muy buen partido. Han rifado muy pocos balones. Son cosas que quizá nos encontremos en Sudáfrica y hay que ir aprendiendo. Estos días nos tienen que servir para llegar lo mejor posible".

"El equipo tiene que seguir creciendo y mejorando cosas", prosiguió el jugador del Barça. "Ser favoritos está bien, pero con calma porque cualquiera te puede ganar y no encontraremos partidos fáciles. España se ha ganado el derecho a estar entre los grandes como Italia, Brasil o Argentina, que en las grandes competiciones siempre están ahí. Ojalá ahora podamos certificarlo en una gran cita".

Ante las preguntas que cuestionaron el juego de Casillas, que falló en el primer gol de la tarde, el seleccionador procuró apagar cualquier principio de incendio en torno a la competencia con Valdés. "No hay ninguna duda", dijo Del Bosque. "Casillas es el primer portero y lo va a seguir siendo porque es indiscutible".

Casillas, que con 103 partidos superó a Raúl con La Roja y solo está por detrás de Zubizarreta (126), vio el vaso medio lleno: "Lo mejor del partido ha sido no tener ningún lesionado. Que lleguemos los 23 en óptimas condiciones a la concentración de los Alpes. Nos ha faltado un poco de todo. Después del final de la Liga en que los jugadores hemos tenido una semana de vacaciones, salvo Jesús Navas que ha sido el único que no ha podido disfrutarlas. Los demás hemos perdido un poquito el ritmo. Ha sido una semana de entrenamiento y de toma de contacto. Es verdad que hemos sufrido un poco más de la cuenta. Pero es lógico y normal. Hacía mucho tiempo que no jugábamos juntos. El último partido fue en febrero contra Francia. Estábamos en plena competición y ahora todo ha cambiado". Cuando le preguntaron por el balón oficial del Mundial, empleado ayer durante el partido, Casillas disparó a discreción: "Es un balón de playa. Del balón no sólo nos quejamos los porteros. También se quejan los jugadores de campo. A veces es un poco triste que una competición tan importante como un Mundial tenga un actor protagonista como es el balón y que esté en tan malas condiciones. No es por poner una excusa. Es que se quejan los compañeros de campo. Llevamos mucho tiempo comentándolo. Por suerte los compañeros de campo se quejan también y nos apoyan".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.