Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jugador del Valencia Miguel atropella a dos mujeres en L'Eliana

El accidente se ha producido en un paso de peatones.-La prueba de alcoholemia es negativa

El jugador del Valencia Miguel Brito ha atropellado esta mañana a dos mujeres en un paso de peatones de la localidad de L'Eliana (Valencia), según han confirmado fuentes municipales. Las víctimas, de 74 y 68 años, han sido trasladadas al hospital Arnau de Vilanova de Valencia. Las primeras informaciones indican que una de ellas sufre un traumatismo craneoencefálico y la otra una lesión de cadera. Fuentes de la Consejería de Sanidad valenciana han explicado que las dos mujeres están en observación y se someterán a varias pruebas para evaluar su estado físico.

El jugador se dirigía al entrenamiento del equipo de Unai Emery, que se enfrenta esta noche (22.00) al Xerez en Mestalla, partido para el que el técnico vasco ha incluído a Miguel en la convocatoria a pesar del accidente. El atropello se ha producido sobre las 10.00 en una rotonda de doble carril y de salida de la localidad hacia la autovía. Las mujeres, que se dirigían al polideportivo, cruzaban por un paso de cebra cuando han sido alcanzadas por el deportivo de la marca Bentley del jugador. Según fuentes municipales, Miguel, de 30 años, ha intentado esquivarlas y ha golpeado al vehículo que ocupaba el carril contiguo. Ambos conductores han sido sometidos a la prueba de alcoholemia, que ha resultado negativa. A falta de terminar el atestado, la Policía Local de L'Eliana estima que el siniestro ha podido ser "fortuito", tal vez fruto de un "despiste", aunque la investigación no está cerrada. Los agentes han tomado declaración a Miguel y las diligencias se remitirán al juzgado de guardia.

El futbolista, que ha comparecido posteriormente a las puertas de la Ciudad Deportiva de Paterna, ha declarado en referencia a las atropelladas que espera que "no sea nada grave y que se pongan bien pronto". "Quiero mandarles un abrazo y decirles que lo siento, no lo pude evitar", ha comentado. Esta es la versión de Miguel sobre lo ocurrido: "Intentando no chocar contra la furgoneta, me he encontrado de cara con las señoras, he intentado evitarlas pero no he tenido la suerte de no tocarlas".

Los tropiezos de Miguel

Tan buen jugador como indisciplinado, la carrera de Miguel Brito (Lisboa, 1980) ha estado jalonada por frecuentes altercados y actos de indisciplina. Hasta el extremo de que el club de Mestalla ha intentado traspasarlo sin éxito. Le queda un año más de contrato. Desde que en verano de 2005, Miguel forzara su salida del Benfica para fichar por el Valencia, que pagó por él ocho millones de euros, el lateral derecho internacional ha protagonizado diversos incidentes.

El penúltimo fue el pasado 26 de diciembre, en las vacaciones de Navidad, cuando a las cinco de la madrugada "cuatro o cinco individuos", entre ellos el propio Miguel, intentaton entrar en una discoteca cuando el local estaba cerrado. Se produjo una disputa en el que se oyeron los disparos. Dos horas después, Miguel y sus acompañantes regresaron al lugar de los hechos y fueron detenidos unas horas. A uno de sus acompañantes se le requisó un arma de fuego.

No era el primer contacto de Miguel con la policía. En enero de 2008, una gresca en una discoteca de Valencia a altas horas de la madrugada acabó a puñetazos y con dos jugadores del conjunto de Mestalla en la comisaría: Miguel y el centrocampista Manuel Fernandes, también portugués. Fue el 4 de enero de 2008 y, en aquella ocasión, Fernandes hubo de pasar la noche en comisaría. Miguel, que estaba acompañado por su hermano, no fue detenido, y explicó a la mañana siguiente su versión de lo ocurrido. Según explicó, habían sido acusados por otro cliente del establecimiento de haber robado un reloj. Además de pasar la noche detenido, Fernandes fue sometido a un juicio rápido.

Un mes después, el consejo de administración del Valencia comunicó a los dos futbolistas, cuando Fernandes ya había sido cedido al Everton inglés, que habían sido sancionados por faltar al régimen disciplinario de la entidad, sin concretar el importe de la multa. En el caso de Miguel, a la sanción por ese incidente se añadía un castigo por otra falta, ya que se había ausentado de una sesión de recuperación.

El pasado 20 de noviembre, el jugador se durmió y llegó tarde al trabajo con la mala suerte de que era el día de la fotografía oficial del equipo y de que había olvidado la corbata color naranja con la que debía salir en la imagen. Se utilizó el photoshop para resolver el problema. En una entrevista en la cadena SER, el jugador habló de sus gustos por el tabaco y la vida nocturna. "Yo antes, en el Benfica, salía dos o tres veces por semana. Y hoy en Valencia salgo los jueves. Me he acostumbrado, me gusta salir ese día como a vosotros en España, es cuando más gente sale. No me escondo". Respecto al tabaco, declaró: "Son muchos años ya. Fumo desde los 14. Dos o tres cigarritos. Me sé controlar".